La flojera intelectual de la élite

Fecha:21/04/12
Autor:Andrés Benítez

El revuelo de una frase de The Economist indica que muy pocos parecen haber leído el artículo. Y si lo hicieron, es claro que no lo entendieron.

Revuelo causó la frase de la revista The Economist que define al Presidente Piñera como un político inepto. El gobierno y sus seguidores salieron de inmediato a defender al Mandatario, al punto de que el vocero Andrés Chadwick calificó la afirmación de una falta de respeto. La oposición, por su parte, hizo un verdadero festín del asunto, como era de esperar.

Lo primero que llama la atención es la importancia que le dio La Moneda a un artículo de prensa, por mucho que The Economist sea la revista de cabecera de la elite local, incluyendo el Presidente. Pero, si les gusta tanto, entonces al menos podrían leerla, porque lo que refleja este debate es que muy pocos de los que opinan, a favor o en contra, parecen haber leído el artículo. Y si lo hicieron, es claro que no lo entendieron. Por ello, el más impactado por esto es el autor de la nota, Michael Reid, quien dijo que le parecía curioso que todo el análisis se centrara en una palabra de las 3.500 que tiene el reportaje. Bueno, si Reid fuera chileno, no estaría tan sorprendido, porque lo sucedido es lo que hacemos siempre. Nadie lee nada, pero todos opinan de todo.

Esto va contra toda lógica, porque lo que se espera en una sociedad seria es que si alguien quiere hablar de algo, al menos tiene que informarse primero. En este caso, el requisito mínimo debiera ser leer el artículo en cuestión. Esto es básico para entender el contexto en que la citada afirmación está dicha, pero también para comprender la esencia de la nota.

Pues bien, si uno lee el reportaje, se da cuenta de que la ineptitud política de Piñera es sólo una anécdota dentro de un profundo y complejo análisis de la situación de la educación, la economía, la inequidad en la distribución de ingresos, los oligopolios y las falencias del sistema electoral, entre otras cosas. En otras palabras, se trata de un intento serio por analizar la situación de Chile y hacerse cargo de una pregunta muy actual y relevante, la que viene anunciada en el mismo título de la crónica: progreso y descontento.

Nuestros políticos y analistas, en vez de tomar el fondo del asunto, prefirieron quedarse en la anécdota. Así, no sólo se desvirtúa el sentido de la nota, sino que se pierde la oportunidad de debatir en forma seria acerca de un tema central de nuestro país.

El punto es que para eso se requiere una lectura crítica del texto, algo que pocos están dispuestos a hacer. Por eso, nuestra flojera intelectual nos hace frivolizar y politizar los temas y los debates públicos con discursos vacíos, que podrán sacar titulares, pero que aportan poco o nada al entendimiento de la realidad.

Esa actitud, amparada en la verdadera impunidad que existe hacia aquellos que hablan sin saber, es quizás nuestro mayor signo de subdesarrollo. Porque una sociedad que no discute en serio sus desafíos, no avanza. Si los debates son superficiales, entonces no es raro que las soluciones también lo sean.

Un mensaje final a todos aquellos que se ufanan de estar suscritos a The Economist. La idea no es que la revista esté a plena vista en los escritorios, como objeto de culto o estatus, como sucede muchas veces en Chile. Lo importante es leerla y sacar conclusiones interesantes, que aporten.

Articulo original The Economist

Acerca de Ocktopus

Chileno, criado en Venezuela, amante de la buena vida, del buen pasar. Inquieto en los temas que me apasionan, siempre indago, busco e intento conocer nuevas cosas. Emprendedor innato. Siempre intento canalizar mis actividades en aquellas cosas que me atraen, de allí que los espacios en la red se vinculan a el turismo, la gastronomía y mantenerse informado.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: