Crisis económica desata el crecimiento de “generación boomerang”en Estados Unidos

En EE.UU., el 21,6% de los jóvenes entre 25 y 34 años vive con sus padres, por problemas económicos.

Fecha:25/03/12
Autor:María Belén Miranda

Regresar a casa con los padres después de haber conocido la independencia parece ser la realidad de muchos jóvenes entre 20 y 30 años, que por motivos financieros y laborales han decidido volver al nido. Un fenómeno que ha ido en alza en los últimos seis años en Estados Unidos y que ha provocado que este grupo etario sea bautizado ahora como la “generación boomerang“.

Durante la recesión económica del país (2007-2009)(1)(2), el porcentaje de estadounidenses que viven con sus padres aumentó con fuerza entre las personas de entre 25 y 34 años. Según un estudio del Pew Research Center(1), en 2010 un 21,6% de jóvenes de ese segmento de edad vivía con sus padres, un aumento de casi seis puntos respecto del año 2000 (15,6%). Así, entre 2007 y 2009, el número de estadounidenses que viven con sus padres pasó de 46,5 a 51,4 millones -el mayor aumento de la historia reciente- y que se debe a factores como el retraso en la edad del matrimonio, los efectos de la crisis económica, los pagos de los créditos estudiantiles y el ahorro de dinero.

Según el estudio del Pew Research Center, un 78% de los jóvenes que se encuentran en esa situación dice sentirse “satisfecho con sus arreglos de vivienda” y un 77% se declara “optimista” sobre el futuro de sus finanzas personales, a pesar de las dificultades económicas y la escasez del mercado laboral que enfrentan.

La convivencia entre padres e hijos puede adoptar muchas formas, que pueden ir desde la alta dependencia financiera hasta el pago de un arriendo o aportes a la economía del hogar paterno. De acuerdo con los datos del estudio, un 48% de los jóvenes “boomerang” les paga un arriendo a sus padres y un 89% ayuda con los gastos del hogar. Tan sólo un 8% de los adultos entre 25 y 34 años recibe ayuda monetaria de su familia, una tasa que aumenta en el segmento de edad entre los 18 y los 24 años (34%).

Vivir en casa con los padres podría resultar incómodo en la relación que se tiene con los progenitores, pero de acuerdo con la investigación del Pew Research Center, el efecto es más positivo que negativo. Un 34% de los adultos de entre 18 y 34 años que viven con sus padres dijo que habitar con ellos durante esta etapa de su vida “había sido bueno para su relación”, mientras que un 18% opinó lo contrario.

La realidad que se vive en Reino Unido no difiere mucho a la estadounidense. De acuerdo con una investigación publicada por la agencia británica Mintel, en julio de 2011, un 27% de los jóvenes que se gradúan de la universidad en ese país planea regresar a vivir con sus padres durante ese año. El 41% de los jóvenes mayores de 20 años que viven con sus padres dijo que regresó por problemas financieros, mientras que un 13% lo hizo porque disfruta de los beneficios del hogar, como cenas gratis y el lavado de ropa. La mayor parte de los británicos que viven con sus padres tiene entre 20 y 23 años (68%). Mantener un hijo en casa puede llegar a representar un gasto de 5.694 dólares anuales en Reino Unido, de acuerdo con un estudio del Market Harborough Building Society(1). Según la revista británica The Economist(1),en 2008, 46% de los jóvenes de la Unión Europea de entre 18 y 34 años vive con al menos uno de sus padres.

Los asiáticos son el grupo de mayor crecimiento en EE.UU.

Fecha:24/03/12
Autor:María Belén Miranda

El número de habitantes originarios o con raíces de ese continente aumentó cuatro veces más rápido que la población total.

Los cambios demográficos (1) en Estados Unidos no sólo se remiten a la fuerte explosión de los latinos y a la progresiva caída de la población blanca. Según los últimos datos del censo en ese país, la población asiática creció más rápido que cualquier otro grupo étnico en el país durante la última década (43,3%), un aumento sustentado principalmente en la inmigración procedente desde ese continente.

El análisis consideró como asiáticos a todos aquellos ciudadanos que tienen orígenes en cualquier país “del lejano oriente, sudeste asiático o subcontinente indio“, lo que arrojó como resultado que 14,7 millones de personas en Estados Unidos se identifican como asiáticos, mientras que 2,6 millones dijeron ser parcialmente asiáticos. En total, ambos grupos representan un 5,6% de la población norteamericana. Sin embargo, en cantidad total, están por debajo de los blancos no hispanos (63% de la población), los hispanos (16%) y los afroamericanos (13%).

Comparando la tasa de crecimiento de la población norteamericana en su conjunto con la de los asiáticos, entre 2000 y 2010 se concluyó que los estadounidenses en su totalidad crecieron un 9,7% -de 281,4 a 308,7 millones-, lo que representa una tasa más de cuatro veces inferior a la de los asiáticos, que fue de un 43,3% -de 10,2 a 14,7 millones.

La Oficina del Censo señaló que los estados que presentaron una mayor tasa de crecimiento de población asiática fueron: Nevada (116%), Arizona (95%) y Carolina del Norte (85%). Paralelamente, se concluyó que gran parte de los asiáticos se concentra en el oeste y noreste de EE.UU., en los estados de California (15%), Nueva Jersey (9%), Nevada (9%), Washington (9%) y Nueva York (8%).

De los 2,6 millones de asiáticos que declararon tener una mezcla étnica, la mayoría -1,6 millón- dijo sentirse identificados como “blancos y asiáticos”. Según el estudio, los grupos asiáticos como chinos, filipinos, indios, vietnamitas, coreanos y japoneses poseen poblaciones superiores al millón de personas, siendo los de origen chino el grupo más numeroso (cuatro millones), seguidos por los filipinos (3,4 millones). El crecimiento de la población asiática se debe a “la migración internacional total”, de acuerdo con lo señalado por Elizabeth Hoeffel, experta en estadística de la Oficina del Censo estadounidense, citada por la agencia AFP.

La presencia de la cultura asiática es visible en gran parte de EE.UU., sobre todo en la ciudad de Nueva York -que concentra 1,1 millón de asiáticos-, donde se encuentra Chinatown, considerado como un enclave étnico con una gran población de inmigrantes chinos. Además, los asiáticos han pasado a desempeñar cargos de importancia dentro de la cultura norteamericana. Un reciente ejemplo de eso es Jim Yong Kim, de origen coreano, rector de la prestigiosa Universidad de Dartmouth y que fue propuesto para ser el nuevo presidente del Banco Mundial

Acerca de Ocktopus

Chileno, criado en Venezuela, amante de la buena vida, del buen pasar. Inquieto en los temas que me apasionan, siempre indago, busco e intento conocer nuevas cosas. Emprendedor innato. Siempre intento canalizar mis actividades en aquellas cosas que me atraen, de allí que los espacios en la red se vinculan a el turismo, la gastronomía y mantenerse informado.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: