La muerte de un joven gay reabre el debate sobre la homofobia en Chile

Fecha:28/03/12
Autor:Rocío Montes

Una pandilla golpeó brutalmente a Daniel Zamudio y marcó su cuerpo con símbolos neonazis (1)
El agredido ha permanecido grave desde el 3 de marzo

La muerte de un joven gay de 24 años, que se ha debatido durante tres semanas entre la vida y la muerte tras ser golpeado brutalmente por una pandilla de cuatro neonazis en Santiago, ha provocado un enorme impacto en la sociedad chilena, que ha seguido con atención su estado de salud durante los 25 días que ha permanecido internado con pronóstico grave en la Posta Central, el principal hospital de urgencias de la capital.

Daniel Zamudio ha fallecido a las 19.45 hora local. El director del recinto de salud, Emilio Villalón, ha señalado que durante la tarde se le realizó el test de apnea, que confirmó su muerte cerebral. “Es una víctima de la homofobia, del odio que tienen algunos por quienes tienen una orientación sexual distinta. Hoy es un mártir ciudadano”, ha afirmado Jaime Parada, dirigente del Movimiento de Liberación Homosexual(Movilh).

A esta hora diversas autoridades públicas se dirigen al centro asistencial para mostrar su apoyo a la familia de Zamudio. Decenas de ciudadanos anónimos también se han acercado a la Posta Central para prender velas en homenaje al fallecido.

El joven fue atacado la madrugada del 3 de marzo por ser homosexual. En plena vía pública le dieron puñetazos y patadas en la cabeza, le golpearon con piedras, le fracturaron huesos, le quemaron con cigarrillos, le cortaron una oreja y con una botella quebrada le marcaron el símbolo de la esvástica en la espalda y pecho. Un guardia del parque San Borja de Santiago (1) lo encontró a las pocas horas en estado grave. Inmediatamente fue ingresado de urgencia en el hospital, donde los médicos lo mantuvieron en coma inducido para estabilizar su salud. Aunque cinco días después logró abrir los ojos y mover las manos, el 19 de marzo sufrió una parada cardiorrespiratoria, producto del grave daño cerebral.

“Este es el delito más grave que se ha cometido en el país en los últimos veinte años. Es impresionante el nivel de violencia que presenta el cuerpo de Daniel, a quien torturaron durante cinco a seis horas”, señaló Jaime Silva, el abogado de la familia Zamudio.

La policía, tras investigar a todos los grupos neonazis que acostumbran a deambular en la zona donde se produjo la paliza, detuvo a los cuatro sospechosos: Alejandro Angulo (26), Raúl López (25), Patricio Ahumada (25) y Fabián Mora (20). Los tres mayores tenían antecedentes penales por hurtos, robos, ataques homófobos (1) y xenófobos (1).

La fiscalía adelantó que, si Zamudio fallecía, pedirá que se les condene por homicidio calificado consumado, que puede ser castigado con un mínimo de 40 años de cárcel.

Iván Zamudio, padre del joven agredido, dijo que su hijo ya había sido molestado con anterioridad. “Era asiduo a las discotecas. Nos contaba que había unos tipos que lo amenazaban a la salida. Eran neonazis y ya lo habían agredido”, señaló hace unos días.

El caso de Zamudio ha reabierto el debate sobre la homofobia en Chile, un país donde el 42% de los jóvenes homosexuales reconoce haber sufrido acoso de manera frecuente, según los datos difundidos por la organizaciónTodo Mejora. Los ciudadanos habían organizado actos masivos fuera del hospital para manifestar su repudio total al ataque y condenado los hechos a través de redes sociales como Twitter. Políticos y líderes de opinión también habían expresado su rechazo ante estos actos de violencia, que pocas veces han adquirido tanta notoriedad pública. De hecho, un sacerdote jesuita, Marcos Cárdenas, a través de una carta abierta que ha generado gran interés de la ciudadanía, criticó al catolicismo por la postura histórica que ha mantenido respecto de los homosexuales: “Sectores de la Iglesia poseen una posición intolerante que no comparto”.

El Congreso chileno (1), que tiene bajísimo respaldo ciudadano, al igual que toda la clase política del país, discute desde hace siete años un proyecto de ley antidiscriminación (1). La iniciativa legal pretende penalizar la segregación por origen étnico, religión, creencia, estado civil, género y orientación sexual. En noviembre, cuando fue discutido en el Senado, un grupo de 13 legisladores, en su mayoría de derecha, lo rechazó por considerar que abría la puerta al matrimonio homosexual. Tras la paliza a Zamudio, el Gobierno de Sebastián Piñera pidió que el proyecto de ley se discutiera con urgencia. Sin embargo, diversos grupos de defensa de las minorías sexuales consideran que el texto es todavía insuficiente.

El alcalde de Santiago, Pablo Zalaquett, anunció que elaborará un mapa para detectar los puntos de la capital donde habitualmente los homosexuales son víctimas de agresiones. De acuerdo con el Movilh, la discriminación hacia los gays, lesbianas, bisexuales y transexuales aumentó un 34% en el país durante 2011. Del total de casos, un 63,4% se produjo en la capital chilena.

Hace ahora una semana que la Corte Interamericana de Derechos Humanos (1) condenó al Estado de Chile por haber discriminado a la juez Karen Atala. En 2004, la Corte Suprema le quitó la custodia de sus tres hijas por ser lesbiana y convivir con su pareja en el mismo hogar que las niñas. El fallo del organismo internacional, inédito en la región, impide a los tribunales que segreguen por orientación sexual e identidad de género en el momento de definir la custodia de los menores de edad. Y exige al Estado chileno que cumpla una serie de normas para impedir que este tipo de casos se repita en el país.

Fecha:28/03/2012
Artículo: Perdón Daniel Zamudio por este país a medias

Velas encendidas, cartas, fotografías, banderas, carteles. Todo eso, más decenas de personas en las puertas de la Posta Central fueron una imagen frecuente mientras duró la agonía de Zamudio, quien murió ayer. El siguiente texto es una de las cartas que quedó pegada en la entrada del centro asistencial. “Perdón, porque inexplicablemente volveremos a idiotizarnos con el fútbol y la farándula televisiva de turno. Y tu muerte será una cronología más de este Chile de mierda”.

Perdón, porque no fuimos capaces de mostrarte otro mundo, perdón por esa oscuridad a la que nuestra indiferencia y falta de interés te ha arrastrado.

Perdón por nuestros niños, porque siguen la senda establecida de la burla. En este mundo de la burla, los gordos, los feos, los fletos, los cojos, los tuertos, las putas, los narigones, las solteronas, los culones, los indios de mierda y los comunistas asquerosos que habitan esta incómoda costumbre chilena de encasillar y despreciar.

Perdón, porque no vivirás para disfrutar de la mano, abrazado a quien hubieses elegido para amar, una tarde de domingo.

Perdón, porque inexplicablemente volveremos a idiotizarnos con el fútbol y la farándula televisiva de turno. Y tu muerte será una cronología más de este Chile de mierda.

Perdón, porque seguiremos nuestra vida a medias, a trancazos, a bofetadas, pero siempre a medias. Y perdón, porque este país que hemos soñado se deshilvana con las ideologías de un Dios sexista, opresor y homofóbico.

Perdón por nuestras leyes obsoletas.

Perdón por nuestros chistes a la diferencia. Por nuestra superficialidad agarrada al consumo diario de tanta televisión.

Perdón por la clase política que tenemos. Una clase política que da vergüenza.

Perdón por tanto perdón, pero es que he intentado entrar en tu socorro profundo y me lo ha impedido la frialdad, el fútbol, los realities, la discriminación, la fe idiota, el sermón anticuado, la hostia recocida, el cura y la monja ignorante, el evangélico espumoso de la Plaza de Armas, el centro comercial, mis tarjetas de crédito, mi cuenta bancaria, mi ideología política y corrupta, mi gobierno fascista de turno, las tetas de la mina de la tele, el gol de Alexis Sánchez, el ovni que vio la Maldonado, la teleserie de la noche… Perdón, pero tengo que terminar de algún modo y no sé por dónde.

Perdón, porque hemos creado un Dios a nuestro antojo y conveniencia.

Perdón a tu madre por no estar en sus internos desgarrándonos con su dolor.

 

Artículo:Piñera reitera compromiso de aprobar Ley Antidiscriminación y pone presión a senadores de la Alianza que rechazaron el proyecto
Fecha:28/03/12

En tanto, los restos del joven Daniel Zamudio están siendo sometidos a una autopsia en el Servicio Médico Legal. Por su parte, el abogado de la familia se reunirá con el fiscal del caso para establecer cuándo será la fecha de reformalización de los cuatro detenidos, la que tendrá esta vez la figura de ‘homicidio calificado con grado consumado’ por lo que arriesgarían 40 años de cárcel.

El Presidente Sebastián Piñera manifestó este miércoles su pesar por la muerte del joven Daniel Zamudio tras una larga agonía e indicó que “no vamos a tolerar ninguna discriminación por razones de condición socioeconómica, opción religiosa o preferencia sexual”.

Tras reunirse en Tokio con el príncipe heredero Naruhito, el mandatario expresó sus “más profundas condolencias y solidaridad con sus padres, Iván, Jacqueline, y con su familia, porque el brutal y cobarde ataque que sufrió fue una agresión no solamente contra su familia, fue una agresión contra valores y principios fundamentales de nuestro país”.

El jefe de Estado precisó que “Chile es una sociedad libre y tenemos que aprender a valorar y respetar la diversidad y por esa razón quiero ratificar un compromiso de nuestro Gobierno con aprobar la ley antidiscriminación”.

Igualmente el Presidente Sebastián Piñera explicó que se estudia un proyecto de ley que “existe en muchos países de Europa que condena las acciones o los llamados a medios como desgraciadamente ocurrió en el caso de Daniel Zamudio”.

Senadores funados

Los senadores oficialistas: Francisco Chahuán, Juan Antonio Coloma, José García, Alejandro García- Huidobro, Carlos Kuschel, Carlos Larraín, Jovino Novoa, Jaime Orpis, Víctor Pérez, Baldo Prokurica, Hosaín Sabag, Gonzalo Uriarte y Ena Von Baer votaron en contra del artículo nº2 de la la Ley Antidiscriminación.

Como forma de protesta y con la intención que los ciudadanos se informen de las actuaciones de sus parlamentarios, proliferó en internet la lista de los legisladores.

El proyecto aprobado en noviembre pasado establece lo que se entenderá por discriminación arbitraria, señalando que será “toda distinción, exclusión o restricción que carezca de justificación razonable, efectuada por agentes del Estado o particulares, y que cause privación, perturbación o amenaza en el ejercicio legítimo de los derechos fundamentales establecidos en la Constitución Política de la República o en los tratados internacionales sobre derechos humanos ratificados por Chile y que se encuentren vigentes”.

Autopsia

Familiares y amigos del joven Daniel Zamudio (24), fallecido anoche en la Posta Central, después de tres semanas de agonía tras una brutal golpiza que recibió por un grupo neonazi, se encontraban este miércoles en el Servicio Médico Legal (SML), donde los restos del malogrado muchacho están siendo sometidos a una autopsia.

El procedimiento tiene que ver también con el proceso judicial que se les sigue a cuatro individuos, quienes están detenidos e imputados de ser autores de la agresión ocurrida la noche del sábado 3 de marzo en el Parque San Borja, en el sector de la Avenida Portugal.

Cuando Daniel estaba internado en la Posta, los cuatro detenidos por la agresión fueron formalizados por homicidio frustrado, y se espera ahora la reformulación de los cargos después del fallecimiento del joven.

El abogado de la familia Zamudio, Jaime Silva, se reunirá con el fiscal del caso para establecer cuándo será la fecha de reformalización de los cuatro detenidos, la que tendrá esta vez la figura de ‘homicidio calificado con grado consumado’ por lo que arriesgarían 40 años de cárcel.

Este miércoles la Fiscalía Metropolitana Centro Norte (1) pidió fecha al 7º Juzgado de Garantía para reformalizar cargos contra los imputados.

El abogado Silva dijo este miércoles que “pediremos inmediatamente audiencia para comunicar la reformalización de la investigación y la recalificación jurídica de los hechos, y empezar desde ya a coordinar los pasos a seguir; acá hay un proceso legal vigente que son 90 días a contar del 10 de marzo y si bien existe siempre la posibilidad de ampliarlo en la medida que existen diligencias de investigación pendientes, la verdad es que los antecedentes en contra de los imputados son de tal entidad que creemos que esta investigación podrá estar incluida dentro de ese plazo, de manera tal que se lleve a juicio a los responsables por este brutal delito lo antes posible” .

Agregó que se cambia a “homicidio calificado con grado consumado por las circunstancias de alevosía, este actuar sobre seguro dada la superioridad numérica de los atacantes y el ensañamiento que está claramente acreditado con las solas monstruosas lesiones que evidencia el cuerpo de Daniel que dan cuenta que se le aumentó inhumana y deliberadamente el dolor que es precisamente lo que constituye el ensañamiento”, expresó el abogado Jaime Silva.

Según se informó, a mediodía de hoy la familia del joven fallecido entregaría un comunicado respecto a cuándo se realizarán los funerales.

Fecha:23/03/12

La feroz agresión de la que fue objeto el joven Daniel Zamudio hace unas semanas ha conmovido a la opinión pública. La golpiza, motivada, según todo indica, por un sentimiento antihomosexual, dejó a la víctima con severos daños físicos y, de acuerdo con el parte médico, con un daño neurológico irreversible, cuya gravedad sólo podrá ser dimensionada una vez que despierte del coma en que se encuentra inducido desde el 3 de marzo.

El ensañamiento de los agresores, quienes atacaron en grupo a Zamudio en plena vía pública utilizando objetos contundentes para golpearlo y luego lo dejaron abandonado, debe ser tomado en cuenta por la justicia, la que tiene que actuar con el máximo rigor que la ley contempla para sancionar a los responsables. Ello ayudaría a castigar un acto en extremo reprobable y a establecer un precedente claro respecto de hechos que la sociedad no puede estar dispuesta a tolerar. Aunque las motivaciones del ataque no se han logrado establecer con precisión, la fiscalía sigue una línea investigativa que apunta a grupos xenófobos y homofóbicos, lo que coincide con la apreciación que han hecho desde un principio familiares y amigos de la víctima. De existir una motivación de ese tipo, el ataque a Zamudio constituiría una señal de alerta que obliga a una actitud vigilante de parte de la sociedad, ya que los crímenes motivados por el odio son especialmente ominosos y de difícil control. Por lo mismo, resulta esencial un buen trabajo de inteligencia por parte de las policías, que permita anticiparse y desarticular a estos grupos.

Los efectos de esta agresión también han permeado el ámbito político. El gobierno, junto con condenar estos hechos, se comprometió a poner urgencia al proyecto de ley sobre antidiscriminación, el cual lleva años tramitándose en el Congreso. Se trata de una iniciativa que ha sido objeto de una serie de indicaciones y controversias -en especial en lo que toca a precisar bien la discriminación por orientación e identidad sexual- y cuya discusión debe ser agilizada, persiguiendo el objetivo de que sirva para prevenir y sancionar injusticias, sin convertirse en vehículo para el reconocimiento a realidades que deben ser abordadas de otra forma.

El caso del joven Zamudio constituye, asimismo, un llamado de atención respecto de los grados de violencia que parecen estar instalándose en el país, aspecto sobre el cual la sociedad no se encuentra suficientemente alerta y donde la legislación muchas veces se ve sobrepasada. La violencia en los estadios y entre barras rivales es quizás el signo más visible de esto último, aunque también existen otras manifestaciones de naturaleza distinta, como los saqueos y el vandalismo de encapuchados, que también dan cuenta de esa realidad. A la vez, debe ser causa de preocupación que en muchos hogares y escuelas -los espacios donde los niños forman hábitos y moldean conductas- aún se observen fuertes grados de violencia intrafamiliar o acosos en la forma de bullying.

El ataque a Daniel Zamudio y otras señales como las descritas no deberían ser desatendidas por la sociedad, ya que hacer frente a la violencia y el odio que la inspira no sólo pasa por contar con leyes más drásticas y exigir su cumplimiento, sino, ante todo, por la práctica y enseñanza de valores que promuevan el respeto mutuo y el ejercicio responsable de los derechos.

*Manifestaciones de artistas

Otros medios

Acerca de Ocktopus

Chileno, criado en Venezuela, amante de la buena vida, del buen pasar. Inquieto en los temas que me apasionan, siempre indago, busco e intento conocer nuevas cosas. Emprendedor innato. Siempre intento canalizar mis actividades en aquellas cosas que me atraen, de allí que los espacios en la red se vinculan a el turismo, la gastronomía y mantenerse informado.

Un Comentario

  1. Pingback: El caso Zamudio llega al GAM en formato teatral | Hostales de Chile

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: