El futuro del crecimiento de China

Fecha:15/03/12
Autor:Justin Yifu Lin

Beijing – La desaceleración de la economía china ha sido objeto de numerosos titulares periodísticos en las últimas semanas. Ya se trate de un ajuste permanente o temporal, las autoridades chinas tienen mucho trabajo que hacer para sentar las bases de un buen desempeño económico en el mediano y largo plazo.

A pesar de un crecimiento extraordinario desde el inicio de su transición a una economía de mercado en 1979, China se enfrenta al mismo tiempo a serios desafíos: una creciente desigualdad, grandes y crecientes niveles de degradación del medio ambiente, persistentes desequilibrios externos y una sociedad que envejece.

Afortunadamente, el 12º plan quinquenal (2011-2015) de China reconoce la necesidad de profundizar las reformas orientadas al mercado, cambiar el modelo de desarrollo del país y centrarse en la calidad del crecimiento, las reformas estructurales y la inclusión social para superar la brecha entre campo y ciudad y detener el aumento de la desigualdad de los ingresos. En línea con este audaz enfoque de largo plazo, un nuevo informe, China 2030: Building a Modern, Harmonious, and Creative High-Income Society (China 2030: La construcción de una sociedad de altos ingresos moderna, armoniosa y creativa) propone algunas reformas que mi país necesita para contar con una economía de mercado madura y eficaz en 2030.

El informe es el resultado de una larga colaboración entre China y el Banco Mundial. Al conmemorar el aniversario 30 del ingreso de China, el presidente del Banco Mundial, Robert B. Zoellick, propuso a los líderes del país un esfuerzo conjunto para identificar y analizar los retos que enfrenta a mediano plazo para su desarrollo. China 2030 llama a realizar reformas estructurales que redefinirían el papel del gobierno, reformarían las empresas y bancos estatales, desarrollarían el sector privado, promoverían la competencia y profundizarían la liberalización de la tierra, el trabajo y los mercados financieros.

Además de proporcionar directamente un número relativamente menor de bienes y servicios públicos tangibles, el gobierno chino tendrá que proveer bienes y servicios públicos intangibles, como reglas, normas y políticas. Tales políticas y mejoras institucionales aumentan la productividad, promueven la competencia, facilitan la especialización, mejoran la eficiencia de la asignación de recursos, protegen el medio ambiente y reducen los riesgos e incertidumbres.
En el sector empresarial, tendrá que ponerse énfasis en el aumento de la competencia en todos los sectores, la reducción de las barreras de entrada y salida a las empresas privadas, y el fortalecimiento de la competitividad de las empresas estatales.

En el sector financiero, se debe comercializar el sistema bancario, permitiendo así gradualmente que las fuerzas del mercado fijen las tasas de interés, mientras que los mercados de capitales se deben profundizar a la par con el desarrollo de la infraestructura legal y de supervisión necesaria para asegurar la estabilidad financiera.

En el mercado laboral, China debe acelerar las reformas al sistema hukou (registro de hogares) para asegurar que, para el año 2030, los trabajadores puedan desplazarse más libremente en respuesta a las señales del mercado. En la actualidad, cualquier persona que se muda a otra parte del país sin un hukou corre el riesgo de perder el acceso a la educación, los servicios sociales y el mercado de la vivienda. Las autoridades chinas también deben introducir medidas para aumentar los índices de participación de la fuerza de trabajo, reconsiderar la política salarial y hacer que los programas de seguros sociales puedan portarse en todo el país.

Por último, es imperativo proteger los derechos de los agricultores, elevar la eficiencia del uso del suelo y renovar las políticas de adquisición de tierras rurales para uso urbano.

En el mediano plazo, el éxito de China también requerirá la creación de un sistema abierto en el que las presiones competitivas alienten a las empresas chinas a participar en la innovación de productos y procesos, no sólo a través de sus propios esfuerzos de investigación y desarrollo, sino también mediante la participación en redes mundiales de I + D. La prioridad es aumentar la calidad de la I + D, no sólo su cantidad. Las autoridades tendrán que centrarse en aumentar las habilidades técnicas y cognitivas de los graduados universitarios, y en fundar algunas universidades de investigación de primer nivel con fuertes vínculos con el ámbito industrial.

Una estrategia inteligente debe alentar a China a “crecer verde”, en lugar de hacerlo rápido ahora y enfrentar enormes costos ambientales más tarde. Alentar nuevas inversiones en ramas de la industria poco contaminantes y que hagan un uso eficiente de la energía y los recursos daría lugar a un desarrollo más respetuoso con el medio ambiente, estimularía las inversiones en servicios y manufactura tanto en la producción como en la puesta a disposición del mercado, y crearía una ventaja competitiva internacional en los sectores industriales de rápido crecimiento.

China 2030 también llama a ampliar las oportunidades, promover la seguridad social y reducir la relativamente alta desigualdad social y económica al afrontar las disparidades entre campo y ciudad en el acceso a puestos de trabajo, financiación y servicios públicos de alta calidad. Para hacerlo, será necesario prestar mayor atención y de forma sostenida a zonas rurales y poblaciones migrantes marginadas, así como reestructurar las políticas sociales con el fin de garantizar las redes de seguridad social.

Por otra parte, es de vital importancia fortalecer la posición fiscal de China mediante la movilización de los ingresos adicionales y asegurar que los gobiernos locales tengan una financiación adecuada para satisfacer sus crecientes responsabilidades de gasto. Estas reformas pueden ayudar a garantizar que los recursos presupuestarios estén disponibles en los diferentes niveles de gobierno (central, provincial, prefectura, condado, municipio y aldea), y sean proporcionales a las responsabilidades de gasto.

Por último, pero no menos importante, China debería convertirse en un actor proactivo en la economía mundial. Si sigue intensificando sus vínculos globales de comercio, inversiones y finanzas, que le han sido de gran utilidad durante las últimas tres décadas, China se beneficiaría de una mayor especialización, más oportunidades de inversión, y el aumento del rendimiento del capital, así como flujos mutuamente beneficiosos de ideas y conocimientos.

China debe mantener su compromiso de resucitar la estancada Ronda Doha de negociaciones comerciales multilaterales, y apoyar un acuerdo global sobre los flujos de inversión. La integración mundial del sector financiero de China requerirá la apertura de las cuentas de capitales, lo que tendrá que llevarse a cabo paso a paso y con mucho cuidado, pero será una medida clave hacia la internacionalización del yuan como moneda de reserva mundial.

Las propuestas contenidas en China 2030 podrían proporcionar un marco a las autoridades chinas en su búsqueda por lograr su objetivo de crecimiento sostenible y armonioso. En momentos en que la economía mundial entra en una fase peligrosa, el gobierno de China tendrá que dar respuesta a nuevos riesgos, crisis y vulnerabilidades a medida que surjan. Pero al hacerlo debe respetar el principio de que las respuestas de políticas a problemas de corto plazo deben sostener, no socavar, las prioridades de reforma de largo plazo.

El Autor es Economista Jefe y Vicepresidente Senior de Economía del Desarrollo en el Banco Mundial. Él es el fundador y primer director del Centro Chino de Investigación Económica, y anteriormente fue profesor de economía en la Universidad de Pekín y en la Universidad de Hong Kong de Ciencia y Tecnología.

Acerca de Ocktopus

Chileno, criado en Venezuela, amante de la buena vida, del buen pasar. Inquieto en los temas que me apasionan, siempre indago, busco e intento conocer nuevas cosas. Emprendedor innato. Siempre intento canalizar mis actividades en aquellas cosas que me atraen, de allí que los espacios en la red se vinculan a el turismo, la gastronomía y mantenerse informado.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: