Punto de quiebre

Los Legionarios de Cristo acaban de sufrir su primer quiebre institucional: 30 consagradas dejaron el movimiento para formar una nueva comunidad reconocida por el Vaticano: Totus Tuus, fundada en Chile bajo el alero de monseñor Ezzati y el cardenal Errázuriz. Gran parte de la Legión se enteró por la prensa. Este es el primer capítulo de una historia que pocos vislumbran dónde terminará.

Fecha:01/03/2012
Autores: Paula Comandari y Josefina Ríos

Llegaron nerviosas y en silencio. Era mediados de diciembre y aquellas mujeres tocaban a la puerta del arzobispo de Santiago, monseñor Ricardo Ezzati, para pedir ayuda. Se trataba de un grupo pequeño: cinco consagradas de Regnum Christi -brazo laico de los Legionarios de Cristo y uno de los movimientos religiosos más influyentes del mundo- querían saber si él podía ampararlas en su camino para convertirse en una asociación de fieles ante el Vaticano. Eso significaba el primer quiebre institucional en los Legionarios de Cristo.

Fue un encuentro doloroso. Significaba poner fin, para muchas de ellas, a una relación de más de 20 años. Es el caso, por ejemplo, de la chilena Lucía Ruiz Moreno, quien desde 1993 dedicó su vida al “Reino”, como le llaman sus adherentes al movimiento. Por ello acudieron a monseñor Ezzati: algunas lo conocieron cuando se desempeñó como uno de los cinco visitadores nombrados por el Papa Benedicto XVI tras el escándalo Maciel.

EnSantiago se sintieron acogidas. “Ezzati les manifestó su disponibilidad para ayudar, porque siempre está dispuesto a apoyar los carismas que el Espíritu Santo regala a la Iglesia, aunque optó por consultar a la Santa Sede antes de actuar”, dice una fuente eclesiástica. Mientras se generaban esos contactos, Ezzati las convocó a una nueva reunión. Días después de ese segundo encuentro, las consagradas se entrevistaron también con el cardenal Francisco Javier Errázuriz.

En esas sucesivas citas el nuevo proyecto religioso fue tomando cuerpo. Junto con ello, otras consagradas comenzaron a mostrar interés en participar en la comunidad naciente. Un caso emblemático es el de Malén Oriol (1), quien hasta esa fecha se desempeñaba como asistente del director general para las consagradas, el cargo más alto al que una mujer puede optar en Regnum Christi. Las consagradas se comunicaban por teléfono, e-mails y Skype, desde distintas partes del mundo. Todo con total discreción. No porque quisieran esconderlo, dice una de ellas, sino porque los estatutos del movimiento imponen obediencia total a la cúpula, la misma que no ve con buenos ojos una fuga desde la Legión.

Entonces, ninguna de ellas había renunciado formalmente a Regnum Christi. Pero a mediados de febrero ya sumaban 30 las consagradas dispuestas a alejarse definitivamente del movimiento. Por eso, muchos proyectan que el éxodo será masivo en los próximos meses.

El desenlace fue rápido: ante la consulta realizada por monseñor Ezzati a la Secretaría de Estado del Vaticano, de si era pertinente erigir canónicamente esta asociación, el Papa Benedicto XVI comunicó su “parecer favorable”. Así, el 22 de febrero –a través del decreto nº 67/2012– el arzobispo de Santiago daba vida a la asociación de fieles, que ellas bautizaron como Totus Tuus (1), que significa “Todo tuyo”, y que hace referencia al lema del pontificado de Juan Pablo II, pero que ellas lo relacionan con su total entrega a la Virgen (1b).

Ese día se celebró la fundación de la nueva comunidad con una misa en la capilla privada de monseñor Ezzati. Lo acompañaban el cardenal Errázuriz -quien las guiará en su primer año de vida-; el sacerdote José Antonio Varas y 19 de las 30 mujeres fundadoras que, hace pocos días, dejaron la vida consagrada en Regnum Christi. Entre ellas la española Malén Oriol, la estadounidense Dorrie Donahue (1), la mexicana Lorena Sada y al menos tres chilenas: Susana Barroilhet y las hermanas Lucía y Francisca Ruiz Moreno. Desde la Iglesia chilena agregan que dentro de esta nueva comunidad predominan mexicanas y españolas. También hay italianas y brasileñas. Con todo, explican, hay casos cuyo proceso de integración aún no ha concluido, por eso no es pertinente entregar números definitivos.

Promesas incumplidas

Aunque este es el primer quiebre formal en la institución creada por Marcial Maciel, el éxodo en los Legionarios comenzó hace dos años: justamente cuando el Vaticano reconoció “la vida inmoral y alejada de todo sentimiento religioso” de su fundador. Entre otros actos impropios se le comprobaron abusos contra menores, procreación de varios hijos con amantes y consumo de drogas. Desde entonces, y según cifras entregadas extraoficialmente por miembros activos de la Legión, cerca de 300 consagradas del movimiento Regnum Christi lo han abandonado.

Pero el camino transitado por las creadoras del Totus Tuus ha sido distinto. A pesar del escándalo suscitado por Maciel -a quien en el movimiento llamaban “nuestro padre”-, decidieron permanecer. Confiaban en que los cambios que la Iglesia exigía a la congregación de sacerdotes y al movimiento de laicos darían frutos y la comunidad renacería incluso con más fuerza. Por eso se sintieron contentas cuando el Vaticano nombró, en julio de 2010, al cardenal Velasio de Paolis como delegado pontificio. Estaban convencidas de que su acción sería relevante para el proceso de reforma interna ordenado por el Papa Benedicto XVI para asegurar la supervivencia de esas dos asociaciones. Entre las medidas sugeridas estaban la renovación de la jerarquía, dar mayor autonomía a los laicos y que las decisiones fueran más transversales.

Pero muchos en el movimiento aseguran que el proceso ha sido demasiado lento. Incluso más: dicen que la cúpula de los Legionarios sutilmente boicotea el cronograma de reformas y que De Paolis ha sido muy cauto a la hora de tomar decisiones que corten radicalmente la estructura antigua. Esto mismo ha provocado abandonos entre los sacerdotes legionarios. Las últimas cifras oficiales hablan de que al menos 42 presbíteros dejaron la congregación en los últimos dos años; datos extraoficiales aseguran que podrían ser 100 los sacerdotes en esta situación.

“Una crisis como ésta requiere reflexión y transparencia, que la cúpula cambie para evitar desconfianza en la comunidad y entre los fieles, como lo pidió la Iglesia”, explica la mexicana Lorena Sada, quien fue consagrada durante 10 años. Otra de ellas agrega que lamentablemente sólo hubo “enroques”, es decir, las autoridades de los Legionarios siguieron siendo las mismas, pero fueron trasladados a otros cargos directivos.

Pero las razones de las fundadoras de Totus Tuus para abandonar Regnum Christi van más allá. “La Iglesia también pidió mayor autonomía para las consagradas. Nosotras dependíamos completamente de la jerarquía sacerdotal. Eso inhibe la iniciativa y creatividad de las mujeres. No solo en el plano religioso, sino que también en la libertad para tomar decisiones. Todo está centralizado. Entonces temas como estudiar o realizar cualquier actividad toman demasiado tiempo para recibir las autorizaciones pertinentes”, dice la norteamericana Dorrie Donahue, quien perteneció al “Reino” por 17 años. Eso, según otra de ellas, significaba “un sometimiento permanente y un trato de niños y no de adultos. Peor aún, no consideraban nuestra opinión ni siquiera para el proceso de renovación que se está llevando a cabo”.

La gota que rebasó el vaso fue enterarse de que las consagradas no estaban reconocidas según los estatutos del Vaticano. “Nos dimos cuentas que en la práctica no existíamos en el mundo porque no tenemos personalidad canónica, por lo tanto no tenemos funciones de gobierno. Tampoco podemos disponer de los recursos que nosotras mismas gestionábamos. Todo depende de los sacerdotes a cargo. Eso nos produjo una profunda tristeza”, dice otra de las miembros de Totus Tuus. Pero Dorrie Donahue matiza. Afirma que a pesar de todo, el dolor de la separación es grande. “Extraño a mis hermanas consagradas con las que viví mis últimos 10 años. Extraño a los niños a los cuales guiaba. Es un proceso difícil”.

El impacto en la Legión

La mayor parte de quienes pertenecen a los Legionarios de Cristo se enteraron de la fundación de Totus Tuus por la prensa el fin de semana pasado. Eso causó gran dolor en esa comunidad. Desde el propio Arzobispado de Santiago reconocen que sólo una vez ocurrida su formación, el 22 de febrero, se informó al delegado apostólico, sus consejeros y al director general de los Legionarios de Cristo en el mundo, Álvaro Corcuera, sobre el hecho.

“Fue una sorpresa no advertida. Hay sentimientos de dolor, confusión por la separación. Respetamos el fondo, pero nos duele la forma como se ha procedido. El modo en que se han dado las cosas nos deja un tanto desconcertadas, con poca claridad y transparencia. Sin embargo, pedimos a Dios que sea una gran fuerza de evangelización para la Iglesia. Puedo decir que estamos contentas porque han encontrado un camino a la separación e independencia que ellas querían”, confiesa Araceli Delgado, jefa territorial de las consagradas en Chile.

Varias de ellas afirman que el plan para evitar una estampida del movimiento es continuar el proceso de discernimiento que De Paolis ha marcado. “Nos ha insistido en que seamos responsables y maduras por nuestras propias decisiones. Que sepamos esperar con paciencia. La sana y justa autonomía es un tema a reflexionar y profundizar en este tiempo, es una de las conclusiones de la visita apostólica”, agrega Delgado, una de las 700 consagradas que aún existen en el mundo.

Con todo, el movimiento Regnum Christi se ha deslindado públicamente de la creación de la nueva comunidad. Asimismo, las autoridades del movimiento enviaron un e-mail a todos sus miembros informándoles sobre la actual situación. Siguiendo esa línea, la próxima semana cuando se inicien las clases en los colegios ligados a la congregación ya está agendada una asamblea para explicar a alumnos, profesores y apoderados las implicancias del quiebre y cómo enfrentar el nuevo escenario.

Futuro incierto

Luego de la ceremonia de fundación de Totus Tuus, el miércoles 22 de febrero, las 19 integrantes que estuvieron ahí disfrutaron de una recepción -con canapés y dulcecitos chilenos- que el cardenal Errázuriz les había preparado. Fue un momento especial, asegura una de ellas. Era la primera vez que muchas de éstas se veían las caras, aunque la comunicación telefónica era frecuente y por años las mantuvo unidas.

Durante la semana del 20 al 26 de febrero, varias de estas mujeres se reunieron diariamente con el cardenal Errázuriz para definir las primeras líneas de la nueva comunidad, la que funcionará bajo la coordinación de los obispos locales en varias partes del mundo. “No permanecerán juntas, sino en diferentes países, viviendo en pequeñas comunidades”, explica un sacerdote chileno que conoce de cerca el caso. Asimismo, durante su primer año de vida contarán permanentemente con el consejo y compañía del cardenal Errázuriz.

“Para monseñor Ezzati, que dedica su tiempo a la Arquidiócesis de Santiago, le habría sido imposible acompañar este proceso fundacional.Las fundadoras de Totus Tuus tendrán muchas preguntas, por eso, Ezzati le pidió a Errázuriz que las guiara y les aportara su experiencia en la fundación de otras asociaciones de fieles en las que participó, mientras era arzobispo secretario de la Congregación para los Institutos de las Vidas Consagradas”, dice un sacerdote.

Pero esta no es la única fractura que miembros de la Iglesia proyectan en el movimiento. En agosto pasado, un grupo de sacerdotes -algunos Legionarios y otros ya fuera de esa congregación- se reunió en Córdoba (España) para reflexionar y compartir sus experiencias. La conclusión mayoritaria de los presentes fue la necesidad de crear una nueva estructura que reúna a los curas que han dejado la Legión. Si bien aún no existe total claridad respecto al cuerpo de la nueva institución, la idea que sonó con más fuerza fue la de establecer una “fraternidad sacerdotal”. Tras ese retiro, si bien muchos permanecen en la orden, varios tomaron la decisión de alejarse. Esto da cuenta de que el caso de Totus Tuus podría ser sólo el primer quiebre en esta historia.

El Caso Oriol

Proveniente de una familia noble dueña de la empresa eléctrica española Iberdrola, Malén Oriol se desempeñó hasta mediados de febrero como la consagrada más importante de Regnum Christi, siendo “puente” entre el director y las consagradas. Era, para muchos de sus integrantes, una pieza clave en el movimiento. Según la prensa religiosa, Oriol fue vital para desenmascarar la doble vida de Marcial Maciel. Personalmente se entrevistó con los cinco visitadores -incluido Ezzati- que el Papa Benedicto XVI nombró para investigar la situación que se vivía en la Legión tras la crisis.

Su salida caló hondo. Tanto que el delegado pontificio de la orden, cardenal Velasio de Paolis, intentó retenerla: él lo reveló en una carta, el 15 de febrero, dirigida a los consagrados y consagradas. En la misiva explicaba que Malén

Oriol quería retirarse del cargo de asistente general -pero no del movimiento- en octubre pasado. Sus esfuerzos fueron en vano: dejó ese cargo y abandonó el “Reino”. No es todo: cuatro de sus ocho hermanos, sacerdotes de la congregación, también abandonaron la Legión, aunque siguen siendo curas. Un golpe duro: los Oriol fueron un puntal en la penetración y crecimiento de los Legionarios en España. Del mismo modo, han sido sustento económico primordial en el movimiento.

Acerca de Ocktopus

Chileno, criado en Venezuela, amante de la buena vida, del buen pasar. Inquieto en los temas que me apasionan, siempre indago, busco e intento conocer nuevas cosas. Emprendedor innato. Siempre intento canalizar mis actividades en aquellas cosas que me atraen, de allí que los espacios en la red se vinculan a el turismo, la gastronomía y mantenerse informado.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: