Steve Jobs y lo que quiere la gente

Se echan de menos líderes que, al estilo de Jobs, sean capaces de plantear proyectos fundados en sus propias convicciones.

Fecha:17 de Marzo 2012
Autor:Gonzalo Cordero

Hace algún tiempo, un buen amigo me sugirió ver en YouTube el discurso de Steve Jobs en Stanford. Sencillamente notable, desde entonces hasta ahora lo he vuelto a revisar muchas veces, y este verano el primer libro que abrí fue la biografía que Walter Isaacson escribió del creador de Apple. El autor no endulza al personaje, tal como se lo pidió el propio Jobs, y retrata de manera entretenida, equilibrada y aguda a un individuo completamente irrepetible, a ratos detestable, pero definitivamente genial.

Jobs revolucionó mucha de la tecnología que hoy usamos a diario, comenzando por los computadores personales, la industria de la música, del cine de animación, de la telefonía y de la comercialización de los libros. Cambió nuestras vidas en varias dimensiones y su influencia, probablemente, aún está muy lejos de ser aquilatada.

Todo ello fue posible porque poseía una cualidad muy extraña en nuestro tiempo: la firme convicción de que tenía que crear productos que movieran al mundo hacia la satisfacción de necesidades (1) que las mismas personas aún no percibían. El quiso siempre mover a la gente hacia donde pensaba que debían estar, y no al revés. Decía que rechazaba completamente la visión (1b) de los que proponen aquello de “dales a los clientes lo que quieren”. Por ello no hacía estudios de mercado, trabajaba a partir de sus propias convicciones. “La gente no sabe lo que quiere hasta que se lo muestras”, es su frase que mejor resume la visión empresarial que lo caracterizaba, y la decía citando otra bastante semejante de Henry Ford, quien sostenía que “si les hubiera preguntado a mis clientes qué querían, me habrían contestado ‘¡un caballo más rápido!'”.

Estamos tan acostumbrados a ver el mundo a través de encuestas y estudios focales que los leemos y seguimos con fascinación. La opinión agregada de la persona común, ya sea que le llamemos consumidor o elector, es el verdadero oráculo de nuestro tiempo. Si una idea es rechazada por el 60% de la gente, la desechamos de inmediato, no sirve. Por estos días, ya sea que se trate de proponer cambios institucionales, reformas económicas, establecer sanciones penales o cambiar al entrenador de un equipo de fútbol (1) , el argumento definitivo es que tal o cual cambio es lo que “quiere la gente”. Se comienzan a echar de menos líderes(1) que, al estilo de Jobs, sean capaces de plantear puntos de vista y proyectos fundados en sus propias convicciones, con la fuerza suficiente para mover a la gente hacia lugares a los que nunca habrían llegado si alguien no se los hubiera mostrado.

Si en la década de los años 30 del siglo pasado Churchill hubiera dicho lo que la gente quería oír, habría apoyado la política de apaciguamiento de Chamberlain. Pero no hizo eso, sino lo que él pensaba: sostener que con Hitler no había entendimiento posible. Hasta que la gente comprendió que Churchill tenía razón y la opinión pública lo siguió a él. Probablemente, el mundo sería hoy muy distinto si genios y líderes como Jobs, Churchill y muchos otros no hubieran perseverado en una opción que la gente pudiera llegar a querer. Pero claro, esto sólo es posible si se tiene algo que hoy escasea: verdaderas convicciones. Precisamente, lo que más tenía Jobs.

* Los invitamos a disfrutar de nuestra sección Videos

Acerca de Ocktopus

Chileno, criado en Venezuela, amante de la buena vida, del buen pasar. Inquieto en los temas que me apasionan, siempre indago, busco e intento conocer nuevas cosas. Emprendedor innato. Siempre intento canalizar mis actividades en aquellas cosas que me atraen, de allí que los espacios en la red se vinculan a el turismo, la gastronomía y mantenerse informado.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: