Cinco preguntas sobre las filtraciones en el Vaticano

Autor: John L. Allen Jr.
Fotografía: Bloomberg

La revelación de documentos confidenciales de La Santa Sede provocó el inicio de una investigación interna.

En vísperas de un Consistorio (opción 2), Roma adquiere la atmósfera de una reunión universitaria. Llegan eclesiásticos(1) de todas partes haciendo difícil caminar por la calle sin encontrarse con alguien conocido. Ese fue el caso del Consistorio del sábado pasado, en el que el Papa Benedicto XVI nombró a 22 nuevos cardenales. Así, la conversación se reducía a una pregunta: ¿Qué pasa acá? Por supuesto, la pregunta se debía al escándalo de las filtraciones provenientes del Vaticano, que ha puesto a la institución en una desfavorable exposición. Cartas escritas a Benedicto XVI y al secretario de Estado, cardenal Tarcisio Bertone, por parte del actual embajador del Vaticano en EE.UU., el arzobispo italiano Carlo Maria Viganò, quejándose de la corrupción en las finanzas de la Santa Sede y de una campaña de difamación en su contra. En ese tiempo era el número dos en la ciudad Estado Vaticano y trataba de forma desesperada de que no lo destituyeran. Un memo anónimo escrito sobre una nueva ley vaticana en contra del lavado de dinero sugería que la normativa tenía un vacío legal enorme que bloqueaba cualquier acción contra alguna ofensa cometida antes del 1 de abril de 2011, cuando la norma había comenzado a regir. Siguiendo el espíritu de las conversaciones en Roma la semana pasada, aquí hay cinco preguntas y respuestas sobre la actual avalancha de escándalos en el Vaticano.

¿Qué tan malo es todo esto?

Esto es un caso extraño, en el cual no se trata tanto del contenido de las filtraciones como del hecho en sí, lo cual es un verdadero problema. A medida que todo se ha calmado, ninguna de las revelaciones recientes parece que sea especialmente terrible. La historia de una trama en contra del Papa se desmoronó en su propia necedad, mientras el Vaticano ha dado una inusual explicación punto por punto de los materiales concernientes al Instituto para Obras de la Religión y la ley sobre lavado de dinero. En todo caso, la publicación de las cartas de Viganò podría haber ayudado al Vaticano. Las revelaciones, de alguna forma, hicieron fácil creer que su remoción podría haber sido por su personalidad, más que un asunto de política. Sin embargo, estos documentos son todos reales y están siendo filtrados. El Vaticano arriesga que se pierda la confianza entre sus mejores amigos. Así es que ante la pregunta, ¿qué tan malo es todo esto?, la respuesta es, bastante malo.

¿Quién está filtrando este material?

Hasta ahora nadie sabe. Las tres cosas en que la mayoría de los observadores concuerda son que las filtraciones tienen un efecto en hacer que Bertone se vea mal, llevando a muchos a creer que se trata de personas del interior que le son hostiles. Al menos, algunas de ellas parece que vienen del interior de la secretaría de Estado. Los motivos parecen más personales que políticos. Más allá de eso, las tres teorías populares que dan vueltas son principalmente corazonadas y especulación. Las resumo aquí porque son parte de la historia.

Una visión señala que la filtración proviene de gente cercana al cardenal Angelo Sodano, ex secretario de Estado bajo Juan Pablo II. Otra versión dice que las filtraciones vienen de italianos vinculados con el cardenal Camillo Ruini, el poderoso ex presidente de la conferencia episcopal. Un tercer punto de vista dice que las filtraciones se originan en los círculos cercanos al cardenal Mauro Piacenza, prefecto de la Sagrada Congregación para el Clero. Cualquiera sea el caso, el Vaticano lanzó una investigación interna, pero aún no se sabe si detendrá las filtraciones.

¿Cuál es el refugio de Bertone?

Si el objetivo de las filtraciones es debilitar a Bertone, uno se pregunta cuál es el fin. Benedicto XVI le ha mostrado su afecto y respaldo de forma clara y, segundo, para ser honestos, Bertone no necesita ayuda. Considerando que Benedicto XVI está poco dispuesto a preocuparse mucho por los asuntos de administración y quizás no quiera recompensar una campaña de asesinato de imagen, la jugada más inteligente es que, probablemente, Bertone se quede en su puesto. Si es así, las preguntas son: ¿Hay una forma de arreglar el desorden interno del Vaticano sin cambiar la cúpula? Muchos de los cardenales que se reunieron con el Papa para un día de oración y reflexión podrían considerar este punto.

¿Qué significa esto para el próximo Papa?

Primero, cuando los cardenales se reúnan la próxima vez para elegir a un Papa, en lo más alto de su lista estará encontrar a alguien que pueda poner los asuntos en orden. Si un candidato parece que tiene sus antecedentes desordenados al administrar su diócesis o la oficina del Vaticano, eso será su sentencia. Segundo, el actual escándalo podría haber reducido las probabilidades para que el próximo Papa sea italiano, considerando que estas filtraciones parecen haber mostrado lo menos atractivo de la cultura eclesiástica italiana. El Pontífice podría ser italiano, pero si lo es, será elegido no por su nacionalidad, sino porque no hay otra opción.

¿Esto significa algo para Estados Unidos?

Hay dos dimensiones de la historia con implicaciones para los norteamericanos. El perfil de los obispos estadounidenses en Roma es que ellos suelen ser buenos administradores. Es decir, que hacen cosas. Aunque algunos norteamericanos pueden objetar esto, esta visión está muy en uso acá. Privadamente, muchos italianos están ya diciendo que el Vaticano necesita un remezón, aires frescos y es natural para ellos pensar en Estados Unidos como un lugar donde se podría encontrar eso. El actual escándalo podría convertirse en una bendición para Viganò como embajador papal en Estados Unidos, al menos, en términos de tratar con obispos estadounidenses. Aquí en Roma, donde la gente ha leído sus cartas filtradas, la suposición es que Viganò está muy comprometido y podría ser removido.

Acerca de Ocktopus

Chileno, criado en Venezuela, amante de la buena vida, del buen pasar. Inquieto en los temas que me apasionan, siempre indago, busco e intento conocer nuevas cosas. Emprendedor innato. Siempre intento canalizar mis actividades en aquellas cosas que me atraen, de allí que los espacios en la red se vinculan a el turismo, la gastronomía y mantenerse informado.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: