La cueca empelota: Girardi deja su cargo en bandeja y se retracta de acciones legales

Fecha:25/10/11

Luego de varias volteretas y de haber anunciado que recurriría al Ministerio Público(sitio oficial) para denunciar la toma del ex Congreso Nacional la semana pasada, y en medio del ataque cruzado, tanto de la derecha como de la DC, el senador Guido Girardi puso su cargo a disposición y afirmó que no perseguirá criminalmente a quienes irrumpieron en la subcomisión mixta de Presupuesto.

El senador PPD deja de esta manera el libertad de acción a los parlamentarios de la Concertación (sitio oficial) para la votación de la petición de censura presentada por los integrantes de la Alianza, iniciativa que se votará a principios de noviembre.

“No me voy a escudar en ningún argumento, voy a poner mi cargo a disposición de los senadores. Estoy dispuesto a dejar de ser presidente del Senado de Chile, pero no estoy dispuesto a actuar usando la presión, la fuerza, la amenaza cuando se puede usar el diálogo, no lo voy hacer jamás. Si me quieren censurar y condenar por ello que lo hagan” dijo el líder de la cámara alta.

Girardi insistió en que no realizará acciones judiciales contra quienes estuvieron en la toma del ex Congreso aunque entregará todos los antecedentes si así lo requiere la justicia.

La decisión de Girardi se da a conocer luego que el ecologista Luis Mariano Rendón le refregara en la cara al parlamentario el acuerdo que firmó durante la toma de la semana pasada. Según informa el portal

EMOL, Rendón además lo acusó de “no hacer honor a la palabra empeñada”.

Fecha: 21/10/2011

“El senador Girardi ha tergiversado mañosamente los hechos”

El ministro vocero de Gobierno, Andrés Chadwick criticó duramente a Guido Girardi por su actuar en la irrupción de ayer en el ex Congreso de Santiago.

El Gobierno criticó fuertemente al presidente del Senado, Guido Girardi, por su rol en la toma que manifestantes que llevaron a cabo ayer en el ex Congreso nacional.

“El senador Girardi ha tergiversado mañosamente los hechos de los cuales fue testigo el país entero y que ocurrieron en el día de ayer en el Senado de la República. Él desconoce la violencia y la forma como se actuó. ÉL avala la violencia y al forma como se actuó, y hoy día, pretende decirle al país, que él ha estado por el diálogo y el Gobierno ha estado por la represión” dijo el ministro.

Estas declaraciones en contra de la actitud del presidente del Senado se sumaron a las efectuadas por Felipe Bulnes, quien aseguró que Girardi “no está a la altura del cargo”.

Fuente: UPI
Fecha: 25/10/11

Ex Presidente Lagos sobre toma de sede del Congreso: “Es muy lamentable”

El ex mandatario cuestionó la ocupación del recinto. “Creo que una cosa es que haya polarización en el país -porque la hay-, pero otra cosa es entender que las instituciones de la República tienen que defenderse siempre”, manifestó.

El ex Presidente Ricardo Lagos lamentó profundamente este martes la ocupación en la sede del Congreso en Santiago, hecho que fue protagonizado por más de 50 manifestantes el jueves 20 de octubre.

Lagos manifestó que “es muy lamentable. Creo que una cosa es que haya polarización en el país -porque la hay-, pero otra cosa es entender que las instituciones de la República tienen que defenderse siempre y es allí donde tiene que darse el diálogo”.

Asimismo, el ex mandatario agregó que “si allí ocurren los hechos que ocurrieron la semana pasada, creo que no se está a la altura de lo que las instituciones le demandan a aquellos que las están encarnando”.

Hay que recordar que el hecho ha sido cuestionado por gran parte del mundo político. En específico por miembros del oficialismo, quienes han responsabilizado al presidente del Senado, Guido Girardi, de la extensión de la actividad. Esto debido a que no autorizó que Carabinerosd desalojara a los manifestantes.

El Gobierno se pronuncia…26/10/11

Conferencia de prensa, Andres Chadwick ante los medios internacionales.

Fecha:23/10/11
Autor: Carlos Peña

Esta semana, un grupo de personas -a las que se les ha dejado creer que la verdad está de su lado y que ella justifica todos los furores- ocupó un edificio del Senado, interrumpió una sesión y amenazó a un ministro.

En vez de ordenar el desalojo o siquiera censurar su actitud, el senador Girardi trató de contemporizar, cedió a algunas de sus demandas y les aseguró que no los desalojaría. Y para concluir -e imaginando que grababa el plinto de una estatua suya- dijo:

Mientras yo sea presidente del Senado -en este momento respiró hondo-, la policía no ingresará a este lugar, porque este lugar es de los ciudadanos.

Tal cual.

¿Actuó bien Girardi?

No cabe dudas: actuó mal. Lo que dijo es, además, una perfecta tontería.

Es verdad que el Senado es de los ciudadanos; pero de ahí no se sigue que deba permitirse que un grupo irrumpa en él, amenace a los que allí se encuentran y trate de coaccionar a favor de una decisión a quienes, precisamente por mandato de los ciudadanos, deliberan en torno a los asuntos públicos. Todas las instituciones -incluido el Senado- son de los ciudadanos; pero ellos se las han dado justamente para no resolver sus conflictos y sus discrepancias a las patadas, a los empujones y a los gritos. En otras palabras, el Senado y las otras instituciones de la democracia -porque de eso se trata: de democracia, defectuosa y todo, pero democracia- existen para que sea la razón y no los gritos, la paciencia y no los furores, el número de voluntades y no la fuerza, la voluntad del pueblo y no la de los grupos vociferantes, la que nos gobierne.

El ciudadano no es el que convencido de la justicia de lo que quiere se muestra dispuesto a coaccionar para alcanzarla, sino quien se dispone a convencer mediante el diálogo y la presión pacífica. Un santón ecológico puede abrazar fines justos y ser un mal ciudadano. Un egoísta que respeta las reglas puede, en cambio, ser un buen ciudadano.
La virtud ciudadana, en suma, deriva del tipo de medios que cada uno usa y no de los objetivos finales que persigue.

¿Es mucho pedir que quien hace de presidente del Senado maneje esas sencillas ideas?

Girardi -y hoy día casi todos- parece creer que basta la justicia de los fines que se persigue para que se pueda vociferar, patear, arrojar monedas y exigir se admitan las propias demandas. Pero el principio de la democracia es justamente el opuesto: usted puede estar convencido de la justicia de lo que cree y anhela, pero la democracia lo obliga a no interrumpir de esa manera el diálogo público.

¿Adónde llegaríamos si cada grupo -los estudiantes hoy, los grupos pro vida mañana, las minorías sexuales pasado, las iglesias después- se siente con derecho a promover sus intereses, ya no mediante huelgas, sino ahora mediante actos coactivos directos, sobre las instituciones públicas, los senadores, los ministros? ¿Pensó eso Girardi siquiera por un momento?

Pero el caso es todavía más grave.

Guido Girardi es un senador de la república, alguien que administra el Estado. Y ocurre que el Estado es, al final del día, una asociación cuya característica específica es la administración de la fuerza.

Declarar, como él lo hizo, que no se está dispuesto por principio a usar de ella es una grave demagogia. Girardi no puede disfrutar las ventajas y privilegios de administrar el Estado -sobran las ocasiones en las que él, sin queja alguna, lo ha hecho- y al menor abucheo comportarse como un líder social espontáneo, un tribuno de la plebe que lanza frases para la galería o imagina frases para el imaginario plinto de una estatua.

Alguna vez Girardi quiso ser candidato presidencial. Variados tropiezos -desde el envío de cartas proselitistas con fondos públicos a una mala rendición de cuentas- se lo impidieron.

Renunciar al uso de la fuerza estatal le cerró ahora esa posibilidad para siempre. ¿Cómo podría conducir el monopolio de la fuerza alguien que por principio se rehúsa a emplearla?

No hay caso, senador: no se puede vivir del aparato estatal y, a la vez, andar por la vida con modales de indignado.

Fecha: 27/10/11
Artículo: Los 100 días de Girardi
Autor: Camilo Feres

Si la derecha lo interpela, él gana; si la concertación se pliega tras él y lo defiende, gana; si la coalición se quiebra en él, gana. Los meses que le quedan a Guido Girardi como presidente del Senado serán interesantes.

Para quienes dudaron de la pertinencia de apoyar la nominación de Guido Girardi como presidente del Senado, los casi cuatro meses que restan de su mandato podrían convertirse en una verdadera eternidad.

Más allá de las diferencias ideológicas o de filiación partidaria, existen dos grandes familias de políticos: los que están dispuestos a pagar costos y los que no. Aunque ambos se mueven en función de la construcción de poder, los primeros tienden a basarlo en su capacidad de acción, conducción y decisión; mientras que los segundos lo cimentan en su imagen personal y su habilidad para homologarla con una causa.

El principal atributo de los primeros es su confiabilidad y predictibilidad, mientras que los segundos sobreviven gracias a su capacidad de adaptación y elocuencia. Se trata de tipologías que se ven mutuamente como amenaza y actúan en consecuencia. Los “confiables” tolerando las excentricidades de los “adaptables”, y éstos, poniendo a prueba la capacidad de su contraparte de resistir en aras de un objetivo que consideran mayor.

Sin duda que el Senador Girardi se encuentra en el segundo grupo y está en la esencia de su personalidad definirse en oposición a los primeros. La principal habilidad de los “adaptables” está en la construcción de enemigos y para Girardi caben hoy en ese grupo el gobierno y los poderosos, pero también la DC, el ex Presidente Lagos y la alta jerarquía del PS.

Hay otras consideraciones. El viento sopla hoy a favor de la insurrección y la tensa espera de la Concertación al potencial arribo de Bachelet obliga a quienes no son de su núcleo duro a establecer conflictos que les aseguren ser parte de las negociaciones para asegurar su opción.

Así, quienes más han sufrido durante los vaivenes martirológicos del senador PPD deben ser quiénes trabajan para mantener un orden en las huestes opositoras a la espera de Bachelet. Ellos son quienes se han visto conminados a cerrar filas a regañadientes con Girardi ante la capacidad de éste de desafiar, en un mismo acto, a los sectores moderados de la coalición y a los termocéfalos del oficialismo.

Los políticos “adaptables” crecen golpeando a un adversario y sublimando su disputa a un estatus de combate ideológico mayor. La estrategia desplegada es más exitosa en tanto elijan de mejor manera los adversarios y en este episodio las alternativas parecen todas ventajosas.

Al oponerse frontalmente al gobierno y mostrarse cercano a los líderes que habitan los extramuros de la Concertación, Girardi obliga a la coalición a cuadrarse con él o forzar un quiebre que sin duda será presentado como el resultado de la tozudez de las fuerzas conservadoras y su alejamiento de la gente y sus demandas.

Así, si la derecha lo interpela, gana Girardi; si la Concertación se pliega tras él y lo defiende, gana Girardi; si la coalición se quiebra en él, gana Girardi… De ésta el senador ha salido fortalecido y él lo sabe. Ya no está entre los que esperan a Bachelet comiéndose las uñas sino que ahora la apunta, le pone condiciones y le avisa que existen alternativas.

Anuncios

Acerca de Ocktopus

Chileno, criado en Venezuela, amante de la buena vida, del buen pasar. Inquieto en los temas que me apasionan, siempre indago, busco e intento conocer nuevas cosas. Emprendedor innato. Siempre intento canalizar mis actividades en aquellas cosas que me atraen, de allí que los espacios en la red se vinculan a el turismo, la gastronomía y mantenerse informado.

Un Comentario

  1. Pingback: Letelier desestima censura contra Girardi y asegura que DC “no va a ser parte de un juego político” « El Moderador

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: