Ver el vaso medio lleno (cuando está medio vacío) se puede

Fecha:01/10/2011
Autor:Paulina Sepúlveda G.

La negatividad excesiva resulta una mala filosofía. Sostiene el libro El arte de no amargarse la vida. Para librarse de la nube negra propone la humildad y no “terribilizar” todo.

Terribilitis: dícese de la tendencia a calificar gran parte de los acontecimientos de la vida como terribles. A eso, ahora agréguele exageración y creencia de un futuro negativo… Todo mal ¿no? Pero bueno, ese es el diagnóstico sobre la sociedad actual que el psicólogo español Rafael Santandreu Lorite, académico de la Universidad Ramón Llull, expone en su libro El arte de no amargarse la vida, lanzado recientemente en España.

Ante eso, el dilema, dice Santandreu, es gozar la vida o sufrirla como si fuera un mar hostil que nos domina. “La mayoría opta por el segundo”, agrega el español, y viven con permanentes quejas o “tortura mental”. Algo medianamente razonable si se tiene en cuenta que los seres humanos tenemos cerca de 20 mil pequeñas adversidades a lo largo de la vida, como perder las llaves, sufrir un robo, discutir con un amigo o malos ratos en el trabajo, con las cuales hay que aprender a convivir.

Contribuye, además, el diálogo interno responsable de la interpretación que se da a lo que ocurre en el día a día. Considerar que los hechos producen -de forma automática- las emociones, aclara, es el principal enemigo a la actitud positiva: “Uno de los mejores criterios para saber si algo es “un poco malo” o “muy malo” es preguntarse: “¿En qué medida eso me impide hacer cosas valiosas en mi vida?”.

Lorena Contreras, Directora de la Clínica Psicológica de la U. Diego Portales, explica que se relaciona, además, con las expectativas de la sociedad en la que nos desenvolvemos: “Se fomenta la idea de que es necesario acceder a cosas deseables y que la felicidad siempre está en otro lado. Es la ilusión de una felicidad inalcanzable”.

Por eso, dice Santandreu, lo que queda es “tener en cuenta todo eso para no amargarse, porque esto no se puede evitar aunque seas eficiente y responsable. En otras palabras, o aceptas la realidad y dejas de exigirle a la vida o te conviertes en un cascarrabias”, sostiene, y en ese escenario es que propone bajar la exageración -que surge como una respuesta natural para controlar las situaciones-, aumentar la humildad y entrenar la mente para ver el vaso medio lleno. Y en este empeño, por supuesto, no está solo.

Más lleno

Librarse de la negatividad, no es fácil. De hecho, se contagia. Así lo indica un estudio realizado en 2007 por la U. de Indiana, que analizó en qué condiciones la influencia grupal es más fuerte. Los comentarios negativos llevan la delantera.

La respuesta a la tendencia negativa, sostiene el neurólogo Richard Restak, que por 30 años ha estudiado el papel del cerebro en las emociones, estaría en las llamadas neuronas espejo, que hacen que imitemos automáticamente lo que vemos en los demás. Por ello, Restak aconseja, como base, apoyarse en el entorno: “Si se quiere lograr algo que exige determinación y resistencia, hay que intentar rodearse con gente que posee esas calidades. Y limitar el tiempo que pasamos con gente dada al pesimismo y a expresiones de futilidad”.

El costo es un esfuerzo continuado, pero se puede lograr, comenta Santandreu. No se trata de no sentir emociones negativas. Algo imposible, dice. Sino de no evitar las emociones negativas exageradas: “Calificar los sucesos negativos -como sufrir un robo o perder el trabajo- como normales o incluso como buenos, sería tan errado y antinatural como terribilizar, e incluso peor”.

La idea es entrenar la mente para optar por el vaso medio lleno. Un ejercicio posible, según comprobó Richard Davidson, neuro-siquiatra de la U. de Wisconsin, a través de imágenes de resonancia magnética. El investigador constató que cuando las personas están ansiosas, enojadas o deprimidas, hay más actividad en la amígdala y la corteza prefrontal derecha, zona en la que se procesa y activa la respuesta del cuerpo ante el peligro. Cuando el ánimo es positivo, en cambio, es la corteza prefrontal izquierda, relacionada a los pensamientos lógicos, la que más trabaja.

Así, para verificar si es posible entrenar el cerebro y pasar de un estado negativo a uno positivo, Davidson enseñó a trabajadores sometidos a mucha presión, a meditar tres horas a la semana. Antes de la investigación los trabajadores presentaban mayor utilización del estado prefrontal derecho. Luego sus emociones se inclinaron al lado izquierdo, y reportaron sentirse con menos estrés y más energía.

Hay que ser realista, indica el experto. Con eso basta. La persona madura es la que no exige, sino que acepta: “Así que bienvenidos sean las fallas, porque fallaré toda mi vida. Esta aceptación orgullosa de mis límites da paz mental. Se trata de una especie de ecología mental”, indica.

En ese escenario, destaca Santandreu, no es necesario resaltar ni ser una persona excepcional. La competencia personal, no soportar ser menos que el vecino, es lo que lleva al negativismo.

Se requiere entonces humildad. Reconocer, agrega, que necesitamos muy poco para estar bien: el agua, la comida del día y algo de techo sobre nuestras cabezas para los días de frío. “Si se disponen de más lujos, fantástico, pero ni una lágrima si los pierdes. ¡Esa mentalidad es la que hace más fuerte!”, concluye.

En esa práctica de dramatizar existe una gran influencia social. Nuestro estilo de pensamiento actual, indica el sicólogo español, se ve muy afectado por la necesititis: “¡necesito mucho!”.

*Si deseas hojear el libro sigue este enlace: El Arte de no amargarse la Vida

Anuncios

Acerca de Ocktopus

Chileno, criado en Venezuela, amante de la buena vida, del buen pasar. Inquieto en los temas que me apasionan, siempre indago, busco e intento conocer nuevas cosas. Emprendedor innato. Siempre intento canalizar mis actividades en aquellas cosas que me atraen, de allí que los espacios en la red se vinculan a el turismo, la gastronomía y mantenerse informado.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: