La Chica del adiós…

Fecha: 29/09/11
Autor:Juan de Dios Andrade Martínez
Observación: Extracto

“Mirando hacia el Sur…”

En Chile llevan varias semanas viviendo un conflicto estudiantil, al que se han sumado otros elementos que no son parte de dicho ámbito, pero que guardan un estrecho vínculo con grupos políticos y sociales que tienen su propia dinámica y núcleo de intereses. Aunque se puede decir que se halla acotado a la zona metropolitana, el caso parece salirse de las manos tanto de las autoridades como de los propios líderes que están bajo presión de grupos ácratas que por momentos parecen adueñarse del escenario. El forcejeo por el control de los organismos estudiantiles es otro factor que incide para que no se llegue a una pronta solución. El movimiento estudiantil cobró fuerza sobre todo por la poderosa presencia mediática de Camila Vallejo, pero ahora parece no existir un pivote de estabilidad…

Para tener una opinión más cercana a lo que ocurre en Santiago de Chile, se agrega a continuación una entrevista que concedió a Con fines políticos Rodrigo E. Donoso Baeza, que además de ser estudiante de Ingeniería Comercial (U. de Chile) y de Filosofía (UC), preside el Movimiento Gremial de la Universidad de Chile (info) y a quien se agradece su participación…

Rodrigo, el mundo estudiantil chileno lleva semanas en medio de convulsiones que afectan sobre todo a la Capital. ¿Cuál es el origen del conflicto estudiantil?

El origen del “movimiento estudiantil” es reconocido por la vocería de los universitarios de casas de estudios tradicionales (CONFECH) cuando un grupo de estudiantes de la Universidad Central (Privada, no tradicional) estaba descontento con la “venta” de su universidad a inversionistas que aparentemente buscarían lucro versus los originales que aparentemente no buscaban lucro. Ese es quizás el evento mediático que marcó el inicio de un movimiento estudiantil que luego se expandió por todas las universidades del CRUCH (las conocidas como “tradicionales”) y luego a los estudiantes secundarios, principalmente de establecimientos municipales (públicos) con un petitorio ( para la movilización del 12 de mayo) que originalmente era bastante amplio y sólo enfatizaba en el diagnóstico de que el sistema educacional requería cambios y mejoras, como por ejemplo, avanzar hacia un acceso con equidad, integración y heterogeneidad social…

Otro hito mediáticamente importante, fue la toma de la Casa Central (9 de Junio) de la Universidad de Chile, toma que fue liderada por Camila Vallejos (Partido Comunista) dado que es la presidenta de federación, pero en verdad fue propiciada y potenciada por gente de extrema izquierda (información de partidos políticos en Chile), como lo son las juventudes Trotskistas de la Universidad. (Movimiento L.A.C., que significa Las Armas de la Crítica), más otros grupos libertarios, autonomistas y de nueva izquierda. A estas alturas del partido la Confech ya había transformado el fondo de las demandas, que se confundían entre la petición de una educación de mejor calidad y el fin al lucro educativo (principalmente de la superior), dando paso así a la “ideologización” del petitorio y el “movimiento estudiantil”…

A propósito de gente como Camila Vallejo. ¿Acaso no resulta paradójico que personas jóvenes, que son la viva imagen del futuro, monten un movimiento que parece mirar hacia el pasado?

Los jóvenes no miran al pasado, los dirigentes juveniles pretenden hacer ver que el pasado es nuestro norte, nuestro futuro, lo cual es contradictorio en sí mismo. La gran masa de la juventud chilena está tristemente culturizada, no posee un pensamiento crítico que le permita dar un par de vueltas a cualquier promesa política y por ende es fácilmente permeable a eslóganes bonitos y sobre todo si esos eslóganes prometen salvar sus propios bolsillos. La sociedad Chilena y por ende los jóvenes chilenos, no son egoístas, pero lamentablemente nadie les ha demostrado con fuerza que la gratuidad en la educación superior chilena sería una política regresiva que sólo fomentará que los pobres le paguen la educación a los ricos, una verdadera injusticia…

Lamentablemente los medios de comunicación (cuyos dueños son, por lo general, gente de Derecha) han “vendido” una imagen del movimiento como una instancia transversal, pluralista y que aboga por las necesidades de los más desprotegidos (y han vendido esa imagen pues es esa imagen las que le da mayores ventas y ganancias), pero en verdad el movimiento responde a un fondo ideológico que sólo quiere usar la educación como escusa para cambiar el modelo económico-político. La educación es sólo la punta de lanza de un sin fin de demandas sociales que pretenden guiar los dirigentes de izquierda para transformar una sociedad, a su juicio, altamente neoliberal y capitalista que sólo trae tristezas para el pueblo…

¿Miran hacia el pasado porque perviven ciertas injusticias o porque pretenden observar problemas nuevos con visiones viejas?

Ni los problemas, ni las soluciones aquí demandadas son “nuevos”. Estos temas se vienen tocando desde hace muchísimo tiempo dentro de los plenos, foros e instancias de discusión estudiantil chilena. Incluso a nivel nacional existe un claro consenso desde hace mucho tiempo: que la educación en Chile debe mejorar. Lo único diferente es que hoy los estudiantes, gracias a las redes sociales y la ayuda de los medios, han logrado posicionar un tema: que realmente necesita un cambio. La educación chilena necesita cambios de fondo en variados temas, por ejemplo, una mejora real de la calidad, el acceso y la cobertura…

¿Por qué razón parece que el movimiento se ha salido de las manos de los propios líderes: por deficiencias de las autoridades, por agotamiento del liderazgo del grupo en torno a Camila Vallejo o por la presencia de otras vertientes estudiantiles y políticas, por ejemplo los anarquistas?

El movimiento se ha salido de las manos de sus dirigentes (que en realidad no son dirigentes, son voceros), entre otras cosas, principalmente por su propia naturaleza asambleísta. Muchos estudiantes (altamente politizados e ideologizados) intentan hacer creer a los demás que las asambleas a mano alzada, vinculantes y directas, son parte de una democracia sana y real, pero eso es absolutamente falso, pues se violan principios básicos como los de poder efectuar un voto libre, secreto e informado.

Este tipo de “democracia” le ha traído muchísimos problemas a Camila Vallejo y a los otros dirigentes/voceros de la CONFECh, pues cuando ella ha manifestado abiertamente una opción, esta tiene que ser consultada y votada por las bases, las cuales no siempre la apoyan, pues las asambleas (presentes en muchas facultades) están dominadas por grupos de ultraizquierda que no son ni comunistas (como Camila) ni concertacionistas/centro-izquierda (como Giorgio Jackson)…

Como nota para aclarar el concepto de ultraizquierda: Los comunistas son, por decirlo de algún modo, los más de “derecha” dentro del panorama político en la izquierda estudiantil en la Universidad de Chile. Ellos No son los ultras, los ultras son los movimientos Trotskistas, los Libertarios, los anarquistas (de menor presencia), entre otros…

Al margen de las luchas de poder, ¿cuál es el principal problema del ámbito educativo chileno? ¿Se relaciona con lo que piden los estudiantes?

Los principales problemas son tres y se contradicen con lo que piden los estudiantes: la Calidad, el acceso y el financiamiento. Nuestro país requiere un sistema que asegure que las entidades de educación superior, media y básica entreguen una educación de verdadera calidad (todos están de acuerdo). Requerimos también asegurar el acceso a todas las personas que, independiente de su condición socio-económica, tengan las destrezas y habilidades para estudiar y lo puedan hacer y no queden fuera por un sistema de admisión injusto o por falta de dinero (nuevamente, todos los actores están de acuerdo, el problema es el “cómo”). Y, finalmente, necesitamos un sistema de financiamiento, sobre todo en educación superior, que garantice a todos y cada uno de los Chilenos el poder financiar su estudios sin necesidad de recurrir a endeudamientos usureros (He aquí el gran punto de conflicto, pues mientras algunos exigen gratuidad a todo nivel y a todos los alumnos, otros piden gratuidad a ciertos sectores de la sociedad o simplemente créditos justos, matices de por medio incluidos)…

Rodrigo, te agradezco el tiempo que has dedicado a explicarnos el estado que guarda el conflicto estudiantil en Chile. Hacemos votos para que pronto lleguen a un acuerdo y principio de solución a un problema que amenaza con prolongarse más allá de toda posibilidad y desgastar terriblemente a la sociedad chilena. En la juventud, especialmente la que estudia, está el futuro y ojalá no lo pierdan en la telaraña de los intereses ideológicos…

Hasta entonces…

Anuncios

Acerca de Ocktopus

Chileno, criado en Venezuela, amante de la buena vida, del buen pasar. Inquieto en los temas que me apasionan, siempre indago, busco e intento conocer nuevas cosas. Emprendedor innato. Siempre intento canalizar mis actividades en aquellas cosas que me atraen, de allí que los espacios en la red se vinculan a el turismo, la gastronomía y mantenerse informado.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: