Grecia, critica

El Autor nacido en 1950, Tom Janssen es un viñetista holandés. Trabaja para el diario Trouw, y para varios diarios locales. Sus viñetas son publicadas igualmente por The International Herald Tribune, […]

Fecha:27/09/11
Autor:Christiane Schlötzer – Kai Strittmatter
Artículo: En el infierno se puede reir

Muchos griegos sienten que les están robando su futuro. Pero ¿a quién responsabilizar de esta situación? Uno escribe una carta a Angela Merkel, otro quiere que su pueblo revise sus valores. Un reportaje en Atenas, donde la gente ríe de desesperación. Extractos.

Se ríe. Aún se ven personas riéndose en los cafés. Muchos cafés están a rebosar de clientes. Ir al café es un acto de rebelión, contra esas jornadas que hacen enloquecer, contra esas mañanas en las que saben, al abrir los ojos, que se han adentrado un poco más en el túnel y empiezan a sentir cómo aumenta el pánico. Se sientan delante de un café expreso y un vaso de agua, a menudo durante horas, con la mirada fija en esta ciudad que cada vez les resulta más extraña y en este país que se les escapa. “Ustedes, los alemanes, salen al campo a coger champiñones”, dice Ersi Georgiadou. “Nosotros vamos al café. Es lo único que nos queda”.

Ersi Georgiadou conoce bien a los alemanes. Enseña su idioma a los griegos. Algo que ahora resulta más difícil que antes. Este año, los alumnos no tenían libros de texto al iniciar el curso. Les dieron un CD y ahora tienen que imprimir los primeros capítulos en casa o bien conseguir las fotocopias. Ersi Georgiadou se lleva las manos a la cabeza y comienza a reírse. De nuevo, un síntoma de desesperación.

Debe vivir con la idea de que, a partir de ahora, ante los ojos del mundo y de los alemanes,a los griegos se les considera unos ladrones y unos perezosos. Y la parte de la población culpable de los robos también ha robado al país su futuro. “Ya no sabemos qué nos espera la próxima semana”, suspira Ersi Georgiadou. “La gente sólo piensa en el día siguiente. Sólo se habla de sobrevivir”. El miércoles es el día de pago y la profesora sigue sin saber qué porcentaje de su sueldo recibirá.

La isla en la que uno de cada cinco es ciego

Por un lado, tienen un Gobierno incompetente, aterrorizado y que carece de estrategias, como piensa la mayoría de personas; por otra, ladrones y defraudadores a los que de momento no se les ha pedido ninguna explicación. Ersi Georgiadou vuelve a reírse y nos habla de la isla de Zakynthos, donde uno de cada cinco habitantes ha declarado ser ciego, lo que sería sorprendente desde el punto de vista médico, a menos que no sea algo relacionado con el lucrativo subsidio destinado a los invidentes. El Gobierno acaba de enviar a un grupo de oftalmólogos a la isla para que lo investiguen. Ersi Georgiadou confiesa que ha empezado a hacer acopio de víveres. Aceite, arroz, miel. “Pero intento mantener una actitud positiva”. Algún día las cosas acabarán arreglándose. “¿En diez o quince años, quizás? ¿No cree?”.

Las cosas tienen que cambiar. Unos se marchan, otros gritan a pleno pulmón para expresar su cólera, otros se suicidan. El suicidio siempre ha sido un tabú en esta sociedad en la quela Iglesia ortodoxa lo domina todo. Las cifras oficiales del suicido nunca han reflejado la realidad: la vergüenza impide a las familias confesar que uno de sus miembros se ha matado. “Nosotros, los griegos, no somos gente depresiva. Somos ruidosos y extrovertidos. Nunca se han producido muchos suicidios”, asegura el psicólogo Aris Violatzis. “Hoy se registra la mayor progresión mundial”.

En muchas ocasiones, el desencadenante es la situación social o económica, analiza el terapeuta. En su opinión, el Gobierno debe actuar ante esta situación. “Estas personas no se quieren morir. Lo que quieren es acabar con su dolor. Ahí es donde comienza la responsabilidad del Estado”. También tiene un mensaje dirigido a los europeos: “La diabolización de Grecia atenta contra la sensatez. El pánico cunde entre los europeos y se dicen a sí mismos: sólo tenemos que quemar a una bruja para que el resto nos purifiquemos. Pero ¿es realmente la pequeña Grecia y sus diez millones de habitantes los que han provocado este cataclismo financiero? Es una caza de brujas”.

La carta para Angela Merkel

Otros prefieren reconocer los fallos del país. Como Costas Bakouris, de Transparency International y antiguo empresario de éxito. “Individualmente, somos personas de gran talento. Pero colectivamente, somos un auténtico desastre”, afirma al hablar de los griegos. “Tenemos que revisar nuestro valores”. Pero el panorama no es totalmente negro. El turismo aumenta, las exportaciones se incrementan más de un 10%. Y en 2010, la corrupción descendió por primera vez en Grecia. “Es un comienzo”.

Otras personas se niegan a creer en este rayo de esperanza. “Es una cuestión de dignidad”, afirma Thanos Tzimeros. Este hombre ha hecho lo que pensaba que debía hacer. Ha escrito una carta a Angela Merkel, esa canciller alemana que tantos medios de comunicación griegos se dedican a demonizar. La carta es una acusación contra Grecia, envuelta en una petición de ayuda. En ella habla de “transacciones obscenas”, de “ilegalidad orgiástica”, y por supuesto del “principal infractor de las leyes”, es decir, el mismo Estado griego. Thanos Tzimeros pide que los europeos no den ni un céntimo más a su país mientras los observadores de la UE no hayan constatado el cumplimiento de todas las promesas de reforma. Además, los alemanes deberán encargarse de estos controles. Thanos Tzimeros ahora quiere fundar un nuevo partido.

“Los alemanes asustan mucho”

¿Y tiene cabida el humor en el infierno? ¿Cuando el culpable está atado a la rueda y se tiran de las cuerdas, milímetro a milímetro, hasta que se oye el gran crujido que anuncia la ruptura de sus miembros? “Ahí es donde está precisamente”, asegura el autor y realizador Michalis Repas. ¿De verdad? ¿Esta época se presta a la comedia? La respuesta es rápida como una bala: “Sí, a la perfección”. “Perfectamente”, confirma Thanasis Papathanasiou, su co-autor. Son dos realizadores de teatro y cine reconocidos, que han escrito una obra titulada con un nombre alemán, “Raus”[¡Fuera!]. Trata sobre el dueño de un burdel que hace pasar su establecimiento por un instituto cultural ante la Unión Europea y de un inspector alemán enviado a Atenas para comprobar que el dinero se ha empleado debidamente.

¿Y por qué un alemán? “Son modelos de rigor”, responde uno. “Y además asustan mucho”, prosigue el otro. “Raus” se sigue representando desde hace más de un año.

Los dos no se limitan a hacer reír: son dos autores politizados que con sus comedias también intentan analizar el nuevo ejemplar que sale a la conquista del mundo y que han bautizado como “el hombre codicioso”. Éste acaba por devorarse a sí mismo. Michalis Repas y Thanasis Papathanasiou son europeos convencidos y no tienen ningún reparo a la hora de tratar el asunto de estos alemanes hoy tan criticados en Grecia. Su nueva obra es la adaptación de una farsa anti-nazi de Ernst Lubitsch, “Ser o no ser”.

Fecha:25/09/2011
Autor:Mauricio Rodríguez Kogan, Washington
Artículo:Raghuram Rajan: “Solución de la crisis pasa por dejar que Grecia declare default”

El ex economista jefe del FMI cree que en EE.UU. no habrá una recesión como la de 2008, a menos que se desate una crisis financiera en Europa. Pero advierte que la pregunta clave hoy es si el crecimiento puede reacelerarse

Raghuram Rajan es el hombre que en 2005 predijo la catástrofe que casi destruyó al sistema financiero en 2008. Entonces, nadie le hizo mucho caso a su crítica a las condiciones monetarias “pro burbuja”, que en esa época estaba generando la Reserva Federal con tasas de interés muy bajas. Pero esta semana todo el mundo, en cada reunión a la que ha asistido, está prestando atención a su argumento de que Grecia debe defaultear para empezar a dejar atrás la crisis de deuda europea.

Este ex economista jefe del FMI, y actual académico de la Escuela Booth de Administración de la Universidad de Chicago, es uno de los protagonistas de las actividades que se han desarrollado esta semana en torno a las reuniones anuales del FMI y del Banco Mundial en Washington. De hecho, el mismo FMI en su tradicional Panorama Económico Mundial, lanzado el martes, hizo eco al llamado que Rajan viene haciendo hace dos años, de que, nuevamente, unas condiciones monetarias ultra laxas están generando un ambiente fértil para la toma de riesgos, el endeudamiento y, finalmente, nuevas burbujas. Pero Rajan, autor también del libro “Fallas: Cómo unas fracturas ocultas aún amenazan a la economía mundial”, está más interesado ahora en el pánico que día a día crece en Europa, y que pudiera derivar en una crisis crediticia peor que la que siguió al colapso de Lehman Brothers, dice.

Los mercados tuvieron una gran caída esta semana tras los anuncios de la Fed. ¿ A qué lo atribuye?

No parece ser que la Fed tenga capacidad para actuar. Yo no creía que la tuviera, aun antes del segundo relajo cuantitativo (QE2) y tampoco la tuvo para hacer algo relevante después de ese ciclo. Ahora la gente sólo está atenta al lenguaje que usa la Fed.

Estamos frente a una secuencia de fenómenos: primero tuvimos la baja de la clasificación; luego la preocupación de que no hay espacio para la política económica en EEUU, porque la parte fiscal está atrapada por los políticos y la política monetaria ya hizo todo lo que podía hacer. Luego, se exacerba todo cuando la Fed dice que considera que la actividad se ha desacelerado considerablemente y que no hay espacio para maniobrar. Además, resulta que el plan pro empleos de Obama está empantanado entre los políticos, de modo tal que no queda claro que el gobierno pueda hacer mucho para estimular la economía americana, a excepción de lo que pueda hacer el sector privado conforme pase el tiempo.

Según eso, ¿EEUU va encaminado a una segunda recesión en tres años?

No creo que esa pregunta sea particularmente importante, porque la verdad es que ya estamos con un crecimiento muy débil. Si hay una recesión, será suave. Uno o dos trimestres de crecimiento negativo siempre son posibles cuando se está creciendo a 1% o 1,5%. Una pregunta más importante es si acaso el crecimiento puede reacelerarse, en vez de fijarnos tanto en si habrá una recesión o no. En el escenario base, no se va a tratar de una recesión como la de 2008, a menos que tengamos una crisis financiera en Europa.

En tal sentido, ¿cree que el mercado financiero se dirige a un nuevo Lehman Brothers?

Eso depende de Europa. Hay razones para temer que si las autoridades involucradas no hacen las cosas bien, la situación podría empeorar, dado que los gobiernos no tienen la misma capacidad que cuando surgió la crisis en 2008. Esta vez podría ser incluso peor si no se tiene cuidado.

¿Y cuál es su impresión? ¿Lo harán bien o mal?

Espero que prevalezca el sentido común. La situación ha escalado a un punto en que fue más allá de ser una crisis europea y se convirtió en una crisis mundial. Ahora es el mundo el que debiera alzarse y decir ‘bueno, les hemos dado suficiente tiempo para resolver sus problemas y no lo han hecho. Ahora necesitan involucrar a la comunidad global en lo que están haciendo’. En otras palabras, es el FMI el que, en vez de sentarse en el asiento trasero, a presenciar lo que pasa, debe tomar el asiento del conductor.

¿Qué significa eso? ¿Qué soluciones debe propiciar?

Significa que debe poner en marcha programas para países que hasta ahora los han evitado y que están teniendo dificultad para conseguir el grado de apoyo que requieren por parte de la eurozona. Tenemos algunos países con programas con el FMI, pero debemos considerar si también España e Italia necesitan alguna clase de respaldo. Pudiera no ser la forma tradicional de programa con el FMI, pero necesitamos tener más credibilidad con las políticas que implementan estos países en el futuro y también necesitamos acuerdos stand-by, que tengan líneas de crédito disponibles cuando se requieran, si es que el respaldo no proviene de la eurozona.

En todo caso, esto debe hacerse con la eurozona en lugar de prescindiendo de ella. Creo que los riesgos están mayormente dados por el potencial de pánico en Europa y preferiría que se lidiara con eso antes que nada.

¿Cómo debe lidiarse contra ese pánico?

Tenemos un pánico que va en alza, bancos que se prestan entre sí por temor a la cartera del otro. Debemos detener esto y eso significa tener a mano políticas creíbles muy rápidamente. Ni siquiera estamos hablando de reformas. Estamos hablando de identificar qué vamos a hacer, qué países van a ser apoyados y cuáles no, o si vamos a ayudar a todos. Y esto requiere darle una solución a Grecia en forma sostenible; es decir, no debemos seguir ‘chuteando’ la pelota.

¿Eso implica la necesidad de que haya un default de Grecia?

Sí, se trata de una reestructuración, pero de una en que la comunidad internacional le brinda apoyo al país. Así, los bancos que tengan deuda griega serán respaldados, así como toda su economía, a fin de que los mercados estén seguros de que no pueden seguir apostando contra ella.

Luego, mi impresión es que Irlanda esta ok, que Italia no está ni cerca de un problema de liquidez y que España necesita determinar cómo reparará las pérdidas ocasionadas por su sector habitacional. Todas estas son cosas que deben abordarse en forma creíble y que deben concluir en que todos aquellos países que fueron asistidos terminen siendo considerados como economías solventes.

Desde el principio los números de Grecia no han lucido sostenibles y podrían requerir un descuento de 50% del valor de su deuda. Esto puede ocurrir en tres meses, en seis, o ahora mismo, pero parte de la solución de la crisis implica dejar que Grecia declare un default.

¿Pero cuánto dinero costaría eso?

Pienso que lo que debe hacerse es multiplicar el dinero de Europa. Si pensamos que el Fondo Europeo de Estabilización Financiera no va a ser expandido mucho más, es necesario que pensemos en esta instancia como capital, no como deuda. Es decir, que Grecia sea capaz de reestructurar su deuda a través de la emisión de más deuda contra este capital. No creo ni que los mismos griegos piensen que son capaces de pagar lo que deben en el largo plazo

 

Fecha: 28/09/11
Artículo: “Eureca”: el plan secreto para salvar a Grecia

Resolver el endeudamiento de Grecia sin provocar que el país caiga en una situación permanente de recesión y desorden social: ese es el “plan secreto alemán para salvar a Grecia” que revela La Tribune. Bautizado “Eureca”, el plan ha sido elaborado por el influyente grupo de consultoría alemán Roland Berger, y “es muy probable que no haya sido concebido lejos del entorno de Angela Merkel y de los expertos de la Troika”. La idea, a grandes rasgos, sería la de crear una estructura común, “una especie de equivalente de la ‘Treuhandanstalt’ creada en 1990 por Alemania para privatizar 8.500 empresas de Alemania del Este”.

Grecia pondría en esta estructura todos sus activos públicos (bancos, inmuebles, telefonía, puertos…), es decir, 125.000 millones de euros. Comprada por una institución europea, esta estructura conduciría la privatización de los activos antes de 2025. El dinero liberado permitiría a Atenas recomprar sus bonos al BCE y al Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF). Su ratio de deuda/PIB se reduciría del 145% al 88%. La tasa de interés de la deuda griega bajaría un 50% y Atenas podría volver a los mercados. Dicho plan “reduciría a la nada los beneficios de los especuladores (…) que apuestan por el hundimiento de la cotización de los bonos griegos, así como de los españoles, italianos e irlandeses”, explica el diario. Pero contaría “con la oposición de los bancos y de los mercados financieros. Los primeros porque tienen su propia idea sobre la privatización de los activos griegos y los segundos porque la situación de incertidumbre actual permite juegos múltiples y lucrativos”. Y por ahora, “Eureca” no está sobre la mesa en las discusiones entre los dirigentes europeos.

Anuncios

Acerca de Ocktopus

Chileno, criado en Venezuela, amante de la buena vida, del buen pasar. Inquieto en los temas que me apasionan, siempre indago, busco e intento conocer nuevas cosas. Emprendedor innato. Siempre intento canalizar mis actividades en aquellas cosas que me atraen, de allí que los espacios en la red se vinculan a el turismo, la gastronomía y mantenerse informado.

  1. Pingback: La semana que una “tormenta perfecta” golpeó al precio del cobre « El Moderador

  2. Pingback: Europa y su apuesta de alto riesgo « El Moderador

  3. Pingback: Malestar general: ¿Causa común? « El Moderador

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: