Buenas ideas que llegan tarde

Fecha:17/08/2011
Fuente: La Stampa
Autor:Stefano Lepri

Las medidas propuestas por Angela Merkel y Nicolas Sarkozy tras su reunión del 16 agosto son útiles para hacer frente a la crisis de la deuda. Una crisis que podía haberse evitado si se hubieran adoptado hace meses.

Puede que las cifras del 16 de agosto sobre la economía alemana, que es la que marca el ritmo, hayan contribuido a que Berlín comprenda que, en la eurozona, todos estamos en el mismo barco. La reunión en París entre Nicolas Sarkozy y Angela Merkel anuncia importantes novedades que, como suele ser lo habitual últimamente en Europa, habrían sido de gran utilidad mucho antes y habrían evitado problemas y muchos sacrificios. Esperemos que ahora que se han anunciado, sean suficientes. Un gobierno económico para la eurozona: precisamente lo que habría sido necesario desde hace tanto tiempo. Si se hubiera instaurado con normas y procedimientos precisos, Italia se habría ahorrado la humillación de la semana pasada [la carta en la que el BCE detallaba al Gobierno italiano las medidas de austeridad que debía adoptar urgentemente].

El encuentro en París fue una buena ocasión para empezar a corregir los errores que el dúo franco-alemán cometió desde esa fatídica cumbre europea de Deauville en octubre de 2010 y para subsanar las insuficiencias y ambigüedades de la del 21 de julio. Por desgracia, algunas de las consecuencias negativas de estos errores ya no se podrán evitar, pero otras sí. La designación de un presidente político de la eurozona es un avance tímido frente a soluciones más completas y democráticamente más legítimas y que odian sobre todo los países más fuertes. Demuestra el fracaso del “método intergubernamental” (la Europa regida ante todo mediante relaciones directas entre Gobiernos y no a través de las instituciones centrales).

Hay que infringir el pacto de estabilidad

No saldremos de las dificultades actuales del euro sin un mecanismo más eficaz que impida a los Estados infringir el pacto de estabilidad. Las sanciones “casi automáticas” que exigió en su momento el Banco Central Europeo (BCE), y planteadas ayer de nuevo por el primer ministro holandés, habrían sido la mejor forma de reducir la incertidumbre de los mercados financieros. Pero precisamente en Deauville, Nicolas Sarkozy logró convencer a Angela Merkel de que renunciara a sus sanciones “casi automáticas” porque temía que se impusieran a Francia.

Es poco probable que la instauración de un “señor euro” político así como una “regla de oro” constitucional de equilibrio presupuestario en cada Estado miembro pueda tener el mismo efecto. Tender en los próximos años hacia presupuestos equilibrados era la norma clave de la primera versión del pacto de estabilidad del euro. Pero la suspendieron de común acuerdo Alemania y Francia en 2003. Si logra funcionar el nuevo mecanismo de gobierno económico común, ligeramente reforzado, podría abrir la vía a las emisiones de títulos de deuda común para la eurozona, lo que se conoce como “eurobonds”. Pero no sucedería antes. Y aquí son los alemanes los que tienen razón, porque primero es necesario regular el riesgo de que algunos Estados se dejen llevar por comportamientos irresponsables.

No hay tanta diferencia entre las “dos velocidades”

La sorpresa es la aparición de un impuesto sobre las transacciones financieras, similar al que defendieron en su momento los movimientos alternativos y que se denominaba impuesto Tobin. Sería excelente si se lograra aplicarlo, ya que cuanto más sean los países que no lo implanten (y Reino Unido no tiene ninguna intención de hacerlo) más perjudicará a los que lo hayan adoptado, pues verán cómo se debilitan sus negocios. El hecho de que Nicolas Sarkozy y Angela Merkel hayan considerado necesario volver a sacarlo a colación revela otro error colosal cometido en Deauville y repetido el pasado 21 de julio.

La “responsabilidad del sector privado” en las crisis de la deuda, reclamada por Alemania con el objetivo de hacer pagar a los bancos parte de la factura, y adoptada únicamente por Grecia, ha hundido a los países débiles, como había previsto el BCE, sin que se desdibuje la sonrisa de los banqueros.

Durante este tiempo, el crecimiento se ralentiza, también en Alemania. Y entonces se cae en la cuenta de que no hay tanta diferencia entre las “dos velocidades” con las que se temía que Europa se desarrollase. Pero lo más impresionante es la revisión a la baja de las cifras del PIB: ni siquiera Alemania ha vuelto a los niveles de antes de la crisis. Aún así, debemos mantener la calma: la economía alemana sigue siendo sólida, aunque también sufra la ralentización actual en el mundo. No se excluye en absoluto la posibilidad de que, tal y como esperaban los demás países europeos, no sea la exportación sino la demanda interior la que mantenga a la economía alemana en los próximos meses.

Desde Bélgica
Van Rompuy, el nuevo “míster Euro

Merkel y Sarkozy convierten a Van Rompuy en “el patrón del euro”, se alegra De Standaard el día siguiente de la reunión entre el presidente francés y la canciller alemana, durante la cual “los dos líderes han confirmado lo que ya se presentía desde hace tiempo: a su juicio, el presidente del Consejo Europeo, Herman van Rompuy, debería presidir las reuniones de los líderes de los países de la zona euro”.

El diario de Bruselas considera que se trata de un “paso simbólico importante” y recuerda que “la gravedad de la crisis ha hecho que Van Rompuy ya haya encarnado este papel en varias ocasiones – la última el 21 de julio. Ahora este puesto podría cristalizar como una especie de ‘Gobierno del euro’”. De Standaard precisa que Merkel y Sarkozy prevén que “míster Euro” presida una cumbre del euro dos veces al año, pero que, en caso de “crisis aguda”, se podrían organizar reuniones suplementarias.

El jueves 18 de agosto, las Bolsas europeas volvieron a caer: la reunión entre la “pareja real” Sarkozy-Merkel de principios de la semana no bastó para recuperar el listón de una economía que va desacelerándose, apunta la prensa europea.

El País

“Los temores sobre la economía y los bancos tumban las Bolsas ” titula El País en portada. “Tres años después” del otoño de 2008, “el fantasma del hundimiento del banco estadounidense Lehman Brothers recorre el mundo”. El diario subraya que “los índices europeos viven el peor día desde la caída de Lehman” y “el temor a la recesión” recobra fuerza dado que “sin crecimiento económico no es posible pagar las deudas”. “Ha sido en la eurozona donde el Banco Central Europeo y la mayoría de los Gobiernos, lejos de favorecer políticas neutralizadoras del estancamiento, han priorizado actuaciones contractivas”, apunta El País, que, además, defiende que “hacen falta políticas que fomenten el crecimiento para devolver la confianza a los mercados”. “No es un ejercicio fácil, tras la inútil retórica de la austeridad a ultranza”, concluye.

Handelsblatt

“¿Está Europa en vías de fracasar?” se plantea en portada el Handelsblatt. Según el diario económico alemán, las propuestas de Merkel y Sarkozy “no son ciertamente las únicas causas de este ataque de pánico de los inversores en las Bolsas”: éstos tienen claramente “miedo de que Europa entre en quiebra: los americanos temen que los problemas del sector bancario europeo salpiquen a sus instituciones”. “En estos momentos se comenta a menudo que los europeos deberían decidir si dejar que el euro se hunda, o bien, si construir una especie de Estados Unidos de Europa. Pero esto llevará su tiempo. Sin embargo, puede que sobre todo tuviesen que determinar si realmente no puede ser garantes de los propios Estados, de proteger al menos a los bancos para conservar su credibilidad. Ello reduciría en parte el pánico de los inversores y permitiría evitar gastar miles de millones de euros en vano”.

Il Manifesto

“Europa arde” titula por su parte Il Manifesto, para quien “es inminente la doble caída que se teme. Y parece que nada ha cambiado desde el crack de 2008”. El diario comunista señala como culpable a las finanzas internacionales: “los Estados se han movilizado para salvar el sistema financiero; por él, han desbarajustados sus propios balanzas, al inflar la deuda pública sobremanera, mientras recortaban desesperadamente los gastos sociales para tener recursos. Tras esta primera ola de recortes, el sistema financiero ha dado las gracias y ha retomado el camino de la especulación. Ya no se habla de la regulación de los mercados financieros. No obstante, los Estados no son un recurso de dinero fresco, sino que son parte del problema. He ahí por qué las medidas esbozadas por Merkel y Sarkozy no han podido tranquilizar a los mercados, incluso aunque hubiesen sido mucho más inteligentes”.

Gazeta Wyborcza

Gazeta Wyborcza titula con “los índices que caen, las economías que tiemblan y el espectro de la recesión que planea”. El editorialista económico Witold Gadomski escribe que “ya es hora de abandonar la táctica de los pequeños pasos. Los líderes europeos parecen sorprenderse con la propia evolución de la crisis, que ya ha engullido a Grecia, a Portugal, a Irlanda, a España y bien pronto –  quién sabe –  a Italia. Estos se debaten entre los problemas de sus propios países y los de Europa, entre la valoración de sus votantes –  a quienes les han prometido mucho –  y la de los mercados financieros. La UE tiene un déficit democrático y carece de líderes notables. Corren tiempos duros. Preferiría estar gobernado por gente seria que por personajes famosos”.

Anuncios

Acerca de Ocktopus

Chileno, criado en Venezuela, amante de la buena vida, del buen pasar. Inquieto en los temas que me apasionan, siempre indago, busco e intento conocer nuevas cosas. Emprendedor innato. Siempre intento canalizar mis actividades en aquellas cosas que me atraen, de allí que los espacios en la red se vinculan a el turismo, la gastronomía y mantenerse informado.

Un Comentario

  1. Pingback: Cómo salvar el euro (sin Alemania) « El Moderador

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: