Confundidos y mal educados

Fecha:31/07/11
Autor:Jorge Navarrete, abogado

Un importante abogado de la plaza escribió: “el que saque cuentas alegres de las últimas encuestas de aprobación política es un subnormal”. Aunque se trata de una frase algo dura, lo cierto es que los sondeos de opinión muestran una debacle generalizada de la clase dirigente, expresada tanto en el gobierno como en el Parlamento y los partidos.

Es justamente en ese contexto que resulta inexplicable el bochornoso espectáculo que esta semana nos brindaron los timoneles de los partidos de la Concertación, los que no llegaron a una reunión con el Presidente de la República que habían solicitado ellos mismos. Más allá de la vergüenza ajena que a muchos nos provocó, se trata de un incidente grave y que revela el deterioro de aquella coalición que por 20 años gobernó el país.

En primer lugar, porque se han alcanzado niveles superlativos de irrelevancia e incompetencia. La excusa esgrimida para no concurrir a la cita a saber, que el gobierno debía dialogar primero con los representantes estudiantiles– constituye una renuncia a la función más básica y esencial que tiene todo dirigente político, especialmente cuando se está a la cabeza de un partido: representar las ideas e intereses de otros, en el marco de un debate público donde se asientan las diferencias y se señalan los puntos de acuerdo.

A continuación, se evidenció la total confusión para afrontar un desafío mayúsculo, como es lograr un acuerdo en un tema extremadamente complejo, que requiere voluntad, coraje y que obviamente traerá aparejados costos políticos y personales para quienes finalmente lo suscriban. ¿Alguien puede creer que a sólo escasos minutos de que debía realizarse la cita con el Presidente, los timoneles concertacionistas cayeron en la cuenta de que su presencia en dicho encuentro sólo podía verificarse después de que se diera una respuesta formal a las peticiones de los dirigentes estudiantiles? Más bien, la reunión inmediatamente anterior entre ambos grupos da más luces de lo que realmente ocurrió: los dirigentes de la Concertación fueron conminados a no asistir a dicha cita y así sortear la crítica del movimiento estudiantil, en la medida que la propuesta del gobierno no les resultara satisfactoria.

Tercero, y no menos importante, dejar plantado al Presidente fue una grosería gratuita, la que no sólo desconoce una larga tradición republicana, y por esa vía devalúa más la dignidad del ofensor que la del ofendido, sino que también pone en cuestión el rol y la legitimidad que los dirigentes de la oposición deben tener en una democracia. Lo cortés no quita lo valiente. Y, en este caso, no sólo hicieron alarde de una mala educación, sino que ni siquiera estuvieron dispuestos a poner la cara con el anfitrión para dar razón de sus dichos.

Soy de los que creen que Sebastián Piñera no es precisamente un dechado de virtudes republicanas. Pero ese juicio está, entre otras cosas, fundado en la suma importancia que le concedo a las instituciones, el servicio público, la política y sus formas. Son esos conceptos y valores los que hoy han sido dañados por esta tan torpe como incomprensible conducta.

Fecha: 31/07/11
Fuente: La Tercera
Artículo: Concertación se excusa con Piñera y pide agendar nueva reunión

La tarde del jueves, apenas terminó el acto de celebración del aniversario 54 de su partido, el presidente de la DC, Ignacio Walker, recibió un llamado telefónico de su par del PPD, Carolina Tohá.

Ambos comentaron las duras críticas desatadas en la víspera por la ausencia de los cuatro jefes de partidos de la Concertación a una cita con el Presidente Sebastián Piñera, que ellos mismos habían solicitado para buscar un acuerdo en materia educacional.

Tohá y Walker -que habían sido partidarios de acudir a la reunión- compartieron también la preocupación por las consecuencias del episodio, coincidiendo en que la oposición absorbió todo el impacto negativo de las críticas, pues el gesto fue visto como una afrenta al Mandatario.

El impasse, además, dejó en evidencia serias diferencias internas, lo que reabrió el debate sobre el “estilo de oposición” al gobierno que debe adoptar el conglomerado.

Tohá le recordó a Walker que estas fueron las mismas razones que ambos esbozaron para oponerse la mañana del miércoles a la decisión de restarse del encuentro, idea que fue promovida por Osvaldo Andrade (PS) y José Antonio Gómez (PRSD).

En el diálogo, la líder del PPD propuso a su par DC buscar una fórmula para recomponer las relaciones con La Moneda.

Fue así como surgió la idea de enviar una carta privada al Presidente, en la que le explicitarían sus excusas y le pedirían una nueva reunión.

De inmediato, Walker y Tohá compartieron esta propuesta con Andrade y Gómez, quienes se sumaron a la iniciativa y propusieron dejar en manos de la dirigenta del PPD la redacción de un borrador de la misiva.

Posteriormente, intercambiaron opiniones a través de correos electrónicos.

Una vez consensuado el texto, Walker se comunicó con el ministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter, para consultarle sobre los efectos que podría tener en Palacio la materialización de este gesto y la posibilidad de que esto pudiera permitir retomar el diálogo gobierno-oposición.

A las 11 de la noche del jueves, el presidente de la DC le envió al secretario de Estado vía correo electrónico el documento firmado por los cuatro timoneles opositores.

“Lamentamos que nuestra decisión de no concurrir a La Moneda el día miércoles recién pasado haya sido interpretada como un desaire hacia su persona, aún más en consideración a su alta investidura. Nuestra determinación no buscaba ese objetivo y creemos necesario aclararlo en esta carta”, versa el primer párrafo .

Pese a las excusas, los dirigentes defendieron la decisión adoptada, porque -dicen- era necesaria en el contexto de aportar soluciones al conflicto estudiantil.

“Si decidimos no concurrir a la reunión que usted gentilmente nos había concedido fue porque se presentaron nuevos antecedentes que nos llevaron a la convicción de que en lugar de ayudar a resolver el conflicto lo agravaríamos”, dice en relación al hecho de que a la misma hora de la cita con Piñera, los dirigentes de la Confech entregaban en el Congreso su propuesta de reformas educacionales.

En el párrafo final insisten en que ellos pidieron postergar la cita para el regreso del Mandatario de su viaje a Perú -lo que no fue concedido-, por lo que manifiestan su disponibilidad para un nuevo encuentro.

En el gobierno apreciaron el gesto, no obstante el vocero, Andrés Chadwick, precisó que “esas disculpas se debieron entregar a todo el país”.

Anuncios

Acerca de Ocktopus

Chileno, criado en Venezuela, amante de la buena vida, del buen pasar. Inquieto en los temas que me apasionan, siempre indago, busco e intento conocer nuevas cosas. Emprendedor innato. Siempre intento canalizar mis actividades en aquellas cosas que me atraen, de allí que los espacios en la red se vinculan a el turismo, la gastronomía y mantenerse informado.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: