Dormir en una caja

Fuente: Wallyou
Fecha: 03/2010

Afortunadamente, siempre hay gente (o empresas) pensando en nuevas opciones para facilitar la vida de los viajeros (ver los peores aeropuertos para dormir). Especialmente pensado para viajeros frecuentes o para hombres de negocios, la Sleep Box (o Caja dormitorio) es una idea que pretende acercar un sitio cómodo para descansar a los viajeros: básicamente, dormir en el Aeropuerto.

La idea fue desarrollada por el Grupo Arch, de Rusia, y podría facilitar y mucho la vida de los viajeros. El concepto es el de una caja de pequeño tamaño, capaz de ser instalada con facilidad en aeropuertos o sitios públicos en donde no es nada fácil encontrar un alojamiento, algo habitual en ciudades saturadas de turistas.

Con medidas de apenas 2 metros en su parte más ancha, los espacios interiores de descanso para viajeros son compactos, pero lo suficientemente cómodos para una corta pero agradable estadía.  Entre las comodidades encontraremos una cama, un sistema de ventilación, alarmas, TV LCD, internet Wi-Fi, un pequeño soporte para el ordenador portátil, y hasta un espacio para guardar nuestro equipaje.

Para poder utilizarla, deberíamos contratar en el propio aeropuerto un período de tiempo para disfrutar de la Sleep Box. Tendremos la opción de extender nuestro descanso desde un mínimo de 15 minutos (apenas una siesta), hasta la cantidad de horas que sean necesarias. Aunque la idea dedormir en una Sleep Box dentro de un aeropuerto aún está en desarrollo, no sería nada descabellado que en poco tiempo encontremos éstas “cajas de descanso” en los principales aeropuertos del mundo.

Información e imágenes vía Walyou

Fecha:09/07/11
Fuente:Paula
Autor:Pilar Navarrete

En los aeropuertos con gran afluencia de turistas comienzan a aparecer Sleepbox, pequeñas cabinas para dormir o descansar por tiempo limitado.

Era algo muy fácil de hacer, pero ahora ahora en el mundo occidental no habían aeropuertos que tuvieran entre sus instalaciones cabinas para dormir algunas horas. Algo tan útil, por ejemplo, cuando se pierde un vuelo o hay que esperar horas por una escala.

Justamente ese es el servicio que llegaron a prestar los Sleepbox, habitaciones compactas y transportables que en su interior tienen de todo para una corta pero agradable estada. Además de una cama con espacio bajo ella para guardar el equipaje, en cada Sleepbox hay un reloj despertador, una pantalla LCD, wi-fi, un pequeño escritorio para instalar un notebook y tomas de corriente para conectar el celular. La luz es regulable y el sistema de ventilación permite respirar tranquilo a puertas cerradas, sin enterarse del ajetreo externo. Las sábanas consisten en un tejido suave de fibra de papel que se cambia automáticamente cuando un usuario abandona la caja-habitación. Eso sí, pagando un valor extra el pasajero puede optar a sábanas tradicionales o, incluso, a un pijama.

Las cápsulas japonesas

Mientras recién empiezan a aparecer en los aeropuertos de las grandes capitales del mundo, los habitáculos para dormir son comunes hace más de treinta años en Japón. Llamados hoteles cápsulas, surgieron como solución de alojamiento para miles de trabajadores que vivían en las cercanías de Tokio, cuando perdían el último tren que los llevaba a su ciudad. Ahora se han popularizado tanto que, incluso, han aparecido versiones de lujo como el Nainawasu (9 horas), cuyo nombre refleja el tiempo promedio que un hombre de negocios pasa en un hotel. De diseño moderno y sofisticado, está completamente equipado con tecnología Panasonic que incluso permite que la luz al interior de la cápsula se adecue al ritmo de la respiración del pasajero. Un lujo que por noche cuesta 75 dólares.

2 m de largo x 1,4 de ancho y 2,3 de altura miden los Sleepbox, pequeños habitáculos aislados para dormir que fueron desarrollados hace tres años por dos arquitectos rusos. Hoy se pueden ver –y aprovechar– en terminales aéreos como Charles de Gaulle, en París, y en el aeropuerto internacional de Beijing y Bangkok

Anuncios

Acerca de Ocktopus

Chileno, criado en Venezuela, amante de la buena vida, del buen pasar. Inquieto en los temas que me apasionan, siempre indago, busco e intento conocer nuevas cosas. Emprendedor innato. Siempre intento canalizar mis actividades en aquellas cosas que me atraen, de allí que los espacios en la red se vinculan a el turismo, la gastronomía y mantenerse informado.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: