Dos Preguntas Una Entrevista

Fecha: 19/06/11
Fuente: La Tercera
Autor: Alejandro Trujillo

Leyendo el periódico este domingo (19/06/11) me tope con una entrevista realizada a Camilo Escalona en la Tercera. En este sentido, tras leer todo su contenido encontré dos preguntas, con sus respectivas respuestas, que tenían o concentraban la fuerza o el contenido de toda la entrevista. Es por ello, que decidí que era necesario sólo plasmar las intervenciones mencionadas…

¿No cree que la polarización política y las crecientes movilizaciones podrían terminar generando un escenario complejo?

Yo a las movilizaciones nunca les he tenido miedo. Al contrario. Estuve esperando del 76 al 86, esperé 10 años movilizaciones, para que cambiara el clima político de la dictadura. Y las movilizaciones cambiaron Chile. Y ahora lo van a volver a cambiar. Yo me pregunto cómo hay personas que interpretan estas movilizaciones como un estallido que destruye el sistema político, cuando esa movilización ni siquiera se lo propone. O sea, con qué autoridad hay personas que le asignan a las movilizaciones sus propias concepciones (2)e ideas. Esa es también una exposición autoritaria. Si la movilización de hoy tuvo, cerca de 100 mil personas a lo largo de Chile, tal vez mil, o menos de mil, menos del 1%, iba pensando “que se hunda el sistema”. Pero el 99% de la movilización lo que quiere es que se termine el lucro en la educación.

Por más que algunos intenten sumarse a las marchas, la oposición no ha logrado asumir la representación de ese descontento.

¿Por qué tendría que ir yo a la movilización? ¿Para politizarla? ¿Por qué me tendría que intentar yo apropiar de eso?, esa es una conducta ilegítima. Cuando veo a muchos de mis colegas dirigentes políticos, de anchas sonrisas, como si tuvieran 15 años, desfilando junto a los jóvenes secundarios, me parece que es un rol desafortunado. Un error habitual y de los más graves en la izquierda es el abuso de la movilización, tratar de apoderarse de ella. Hay que saber respetarla en su propia condición. Si esta movilización lograra lo que se propone, es decir, generar un clima en el país que provoque una mayoría parlamentaria -no estoy diciendo ni siquiera de la oposición, sino que una mayoría, o sea, de oposición y de gobierno- para terminar con el lucro en la educación, sería un cambio histórico para Chile. Entonces, ¿para qué manipular la movilización? ¿Por qué no dejamos a Camila Vallejo, a Camilo Valladares, y a Giorgio Jackson, presidente de la FEUC, tranquilos con la movilización, y que ellos sean los que la orienten y la dirijan?

Entrevista completa.

Anuncios

Acerca de Ocktopus

Chileno, criado en Venezuela, amante de la buena vida, del buen pasar. Inquieto en los temas que me apasionan, siempre indago, busco e intento conocer nuevas cosas. Emprendedor innato. Siempre intento canalizar mis actividades en aquellas cosas que me atraen, de allí que los espacios en la red se vinculan a el turismo, la gastronomía y mantenerse informado.

Un Comentario

  1. Pingback: Lavín, Guzmán, Pinochet y la revolución universitaria del 81 « El Moderador

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: