Negocios: La sorpresa infinita

Fecha:09/06/11
Fuente:Qué Pasa
Autor: Alejandro Hirmas | Presidente ejecutivo de Global Folio

Pareciera que el mercado de capitales no pierde nunca su capacidad de asombrarse. Lo curioso es que se asombra varias veces de un mismo evento. Leí en el diario que el mercado había caído, entre otras razones porque a la deuda de Grecia le habían bajado de categoría sus bonos por parte de algún clasificador de riesgo. Es sabido que la clasificación de riesgo es generalmente una variable rezagada y no predictiva. El mejor predictor parece ser el mercado, que ya transaba los bonos griegos al 50% de su valor par.

La deuda griega es impagable en los términos que se otorgó. Mientras antes estén los acreedores o los gobiernos y organismos internacionales, o “Moya”, dispuestos a reconocerlo, mejor para todos. Grecia puede ajustarse el cinturón, pero no obtendrá lo que se necesita para poder pagar. Políticamente el ajuste tiene un límite. Como no se puede esclavizar a los griegos, ni devaluar su moneda, por estar atados al euro, o se hace una “quita” a lo Argentina o se busca una solución a lo deuda bancaria en Chile el 83 (plazo indefinido e interés subsidiado). ¿Ven qué sabio es el mercado al transar con ese descuento?

Esta realidad se repite por razones y en magnitudes distintas en Irlanda, Portugal y, para no entrar en más debate dejemos fuera a España e Italia.

Estas deudas están asentadas en los libros de los bancos europeos que pasaron el “stress test”, aunque no lo crean, valorizadas a 100%. La esperanza, que es lo último que se pierde, es que los gobiernos financieramente sanos, como Alemania, convenzan a sus contribuyentes de bancarse estos bonos con la gentil ayuda del Fondo Monetario. De no ocurrir eso, que a los alemanes, franceses y finlandeses no los satisface, y de caer en default cualquiera de estos países, es probable que el gobierno igual tenga que ponerse, indirectamente, para capitalizar a sus bancos. Si no lo creen, miren el ejemplo del gobierno irlandés (eso sí guardando las proporciones).

Si el día de mañana algo de esto pasara y la clasificación de crédito de algún país o institución financiera bajara, espero no vuelva a sorprender al mercado. A diferencia de la crisis subprime, en este caso se sabe claramente quién, cuánto debe y cuánto en realidad puede pagar. Como veníamos saliendo de la crisis del 2008, las instituciones financieras y los hedge funds que sobrevivieron se vieron forzados a desendeudarse y a desarmar los intrincados enjambres financieros que habían armado con mucho leverage. Es por esto que estas deudas son claramente rastreables.

Con todo, es sorprendente que el euro esté a 1,45 dólares. Parece que es siempre más fácil ver la paja en el ojo ajeno que una viga en el nuestro. Yo no digo que el exceso de gasto y deuda estadounidense no sea importante, es sólo que Europa no lo hace mal y, la historia ha mostrado que Estados Unidos ha sido siempre más flexible y creativo que otros para salir de sus crisis, ajustando sus empresas e instituciones de modo de ganar productividad. El día de mañana quizás nos vuelva a sorprender ver el euro a 1,25.

Lo que sí creo que sorprendería a mucha gente sería profundizar más en la Bolsa europea, y darse cuenta que estas compañías son empresas de excelencia, con años de existencia, con modelos de negocio sólidos, con buenas gerencias y son globales. Se asombrarían al ver lo poco de sus ventas y utilidades que se generan en Europa. Nestlé es un buen ejemplo. ¿Es una empresa suiza, europea o del mundo? El Banco Santander genera un 20% de su utilidad en España. De hecho, un 30% la genera en Brasil. Buenas marcas, gerencias, gobiernos corporativos, etc. ¿Qué mejor manera de aprovechar a los consumidores donde quiera que estén, sea en mercados desarrollados o emergentes?

Finalmente, las valorizaciones están atractivas comparadas con otros mercados y con su propia historia. El año en que Europa termine rentando más que sus pares, que bien podría ser el 2011, ¿se volverá a sorprender el mercado? Posiblemente.

Anuncios

Acerca de Ocktopus

Chileno, criado en Venezuela, amante de la buena vida, del buen pasar. Inquieto en los temas que me apasionan, siempre indago, busco e intento conocer nuevas cosas. Emprendedor innato. Siempre intento canalizar mis actividades en aquellas cosas que me atraen, de allí que los espacios en la red se vinculan a el turismo, la gastronomía y mantenerse informado.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: