Lo que olvida la UDI

Fecha:11/06/11
Fuente: Opinión.La Tercera.
Autor:Andrés Benítez

Muchas cosas sabrá la UDI, pero olvida una grande: fue Piñera, no ellos, el elegido para gobernar Chile. Y eso, les guste o no, crea una suerte de cadena de mando y respeto que no admite cuestionamiento. Por ello, aunque tenga razones válidas para sentirse dolida o poco considerada, no tiene excusa para emplazar al Presidente vía cartas o discursos públicos. Patear la mesa de esa manera no es un signo de fortaleza, sino de debilidad. Porque debilita al mandatario, a la coalición y la UDI misma, que aparece como un partido que no está a la altura de las circunstancias, esto es, de ser parte de una coalición de gobierno.

Olvida también la UDI que ese tipo de actitudes es siempre castigada por los electores. A la gente no le gustan las peleas, menos las rencillas internas. Da una sensación de desgobierno que no es aceptable. La Concertación es un ejemplo claro de ello. Todo su éxito se explica en gran medida por su capacidad de trabajar juntos. Mientras fueron gobierno, los partidos que la componen también tuvieron feroces diferencias en muchos temas, pero supieron contenerlas, supeditar sus intereses por el bien mayor. Y la gente siempre los apoyó en eso, hasta el momento en que se dividieron. Y cuando ello sucedió, Piñera llegó al poder.

Frente a esto, la derecha debe entender que se la ha dado una oportunidad para demostrar que es capaz de gobernar. Y eso pasa, por formar una coalición fuerte, que encara los problemas del país en forma unida y que logra articular grandes acuerdos con la oposición. Es cierto, la responsabilidad de formar coaliciones fuertes está radicada principalmente en el gobierno. Y esta administración tiene un mea culpa que hacer en ese sentido. Pero la UDI, como partido socio, debe saber respetar las formas y los tiempos. Sobre todo respetar y cuidar la figura del Presidente.

Nada de esto es fácil para la UDI. Y se entiende. Son el partido más votado del país, el más grande. Con justa razón, quisieran que uno de los suyos estuviese al frente de la coalición. Pero ellos, más que nadie, saben que la política es así. No les tocó liderar, sino acompañar. Reconocerlo y actuar con lealtad es la verdadera grandeza. Rebelarse, sólo refleja pequeñez.

La UDI ha tenido grandes momentos, y ellos debieran ser su fuente de inspiración ahora. A sus parlamentarios, les gusta mucho recordar cuando, a instancias de Pablo Longueira, apoyaron el gobierno de Lagos, que estaba sumido en el escándalo MOP-Gate. Ese es un ejemplo de la mejor UDI y, de paso, el mejor Longueira. Una que actuó pensando en Chile y no sólo en ellos. Pues bien, si eso lo pudieron hacer por Lagos, con mayor razón lo deben hacer por Piñera.

El Mandatario invitó para este lunes a los presidentes de los partidos políticos de gobierno y oposición a un almuerzo, donde quiere hacer un llamado para iniciar el diálogo para alcanzar acuerdos sobre la agenda futura. Algo que ha llamado “una segunda transición”, recordando el gobierno de Aylwin. Es, sin duda, una señal correcta y que va en el camino de lo que el país necesita hoy. Pero también una tarea ambiciosa, porque requiere recomponer muchas cosas. Y ello no es posible si ni siquiera la derecha está unida.

Fecha: 12 /06/11

Fuente: La Tercera

Acompañado de un power point y por cerca de tres horas, expuso ayer ante el consejo directivo de la UDI el senador Pablo Longueira.

La intervención del parlamentario ante los máximos líderes gremialistas -que se prolongó desde las 10.30 hasta las 13.30 horas- fue el punto de inflexión de un debate marcado por las críticas de los parlamentarios a la relación del partido con La Moneda.

El cónclave -que se había iniciado la tarde del viernes y que incluyó ese día la presencia del Presidente Sebastián Piñera– concluyó con una inédita intervención de la directiva que dirige Juan Antonio Coloma, la que fue interpretada como una señal de fuerza al gobierno y un realineamiento del poder interno en la colectividad.

Longueira hizo una dura exposición, en la que destacaron recriminaciones al Mandatario, a su equipo económico, al jefe de gabinete, Rodri go Hinzpeter, y a la directiva.

Fue en este último punto que el senador apuntó con energía a lo que denominó “debilidad” de la mesa UDI para hacer sentir en La Moneda las demandas del partido.

Y a renglón seguido -en lo que fue considerado el peak de la alocución del senador-Longueira puso sobre la mesa una propuesta que causó sorpresa y encendió el debate: la creación de un consejo resolutivo integrado por 18 “figuras de peso” y con la facultad de fijar las líneas de acción del partido.

La entidad superaría las atribuciones de la propia directiva en temas clave para la colectividad. La propuesta generó gritos en la concurrencia, donde algunos sectores, incluso, llegaron a pedir a viva voz la “disolución” de la actual mesa.

A esa altura -según señalaron varios de los presentes-, el rostro de Coloma delataba la tensión y gatilló la intervención del vicepresidente Iván Moreira. El diputado -para calmar los ánimos- puso a disposición su cargo, llamó al resto de los vicepresidentes de la mesa a seguir su ejemplo y propuso la incorporación de los ex timoneles de la UDI: Hernán Larraín, Jovino Novoa, Julio Dittborn y el propio Longueira.

La oferta fue avalada por Coloma -lo que, según asistentes al cónclave, evitó su renuncia anticipada al cargo- y por casi la unanimidad de los miembros del consejo, en medio del palmoteo a los nuevos integrantes. Sólo Andrés Chadwick mantuvo su condición de vicepresidente.

Inquietud en La Moneda

Horas después de terminado el cónclave, Colomarelató los pormenores de la cita al ministro Hinzpeter.

En La Moneda existía inquietud por el desarrollo y las conclusiones de la reunión, que cerraba las semanas más complejas de la relación entre el gobierno y la UDI.

En el gremialismo, la interpretación de los sucedido ayer no tenía dos lecturas: la colectividad pretende fortalecer su peso específico en la toma de decisiones del Ejecutivo.

La ofensiva del partido coincide con el llamado del Presidente Piñera a la oposición para reeditar la política de los acuerdos y se da en la antesala del almuerzo del Mandatario con los jefes de las distintas colectividades. Otra de las razones para la intervención de la directiva de Coloma -afirman en la UDI- fue el temor a que la apertura al diálogo con la oposición gatillada por la baja adhesión del gobierno abriera puertas a reformas políticas resistidas en el gremialismo, como el sistema electoral.

Tras la decisión del consejo, la directiva optó por instalar el mensaje de que la incorporación de los ex timoneles dará una señal de fuerza del partido ante

La Moneda. “Hemos coincidido hoy día en que hay mejoramientos de la conducción política que son indispensables de fortalecer al máximo. (Queremos) enriquecer las propuestas que hagamos al gobierno para mejorar la conducción política y fortalecer aún más los éxitos”, dijo Coloma.

Anuncios

Acerca de Ocktopus

Chileno, criado en Venezuela, amante de la buena vida, del buen pasar. Inquieto en los temas que me apasionan, siempre indago, busco e intento conocer nuevas cosas. Emprendedor innato. Siempre intento canalizar mis actividades en aquellas cosas que me atraen, de allí que los espacios en la red se vinculan a el turismo, la gastronomía y mantenerse informado.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: