Negocios: Microcrédito, macrocrisis

Fecha:02/06/2011
Fuente: BBC
Autor:Mukul Devichand

El sistema de “microfinanzas” con préstamos a los pobres colapsó en India. Ahora, mientras el gobierno trata de proteger a los endeudados, los bancos encontraron otra salida: les ofrecen otros productos.

El problema comenzó en barrios humildes como Navodhyanagar, en la ciudad de Hyderabad, donde conocí a Sunita, una viuda joven que carga con una fuerte deuda y cría a su hijo en una pequeña choza. Ambos duermen en un piso de tierra y ella trabaja limpiando casas de gente rica, ganando US$ 1,65 al día.

Las “microfinanzas” están orientadas hacia gente como Sunita y sus vecinos. El sistema fue creado originalmente para ayudar a las mujeres pobres, alentándolas a usar el dinero para iniciar negocios. Debido a que los pobres tienden a pagar sus préstamos más que otras personas -una visión planteada inicialmente por el economista ganador del Nobel Muhammad Yunus-, el microcrédito ha sido visto como una forma de ofrecer a los pobres una manera de ayudarse a sí mismos. En los últimos años se ha convertido en una industria de US$ 65 mil millones, atrayendo a los grandes bancos y al capital privado, así como a las organizaciones benéficas.

Barrios pobres como Navodhyanagar estaban en el centro de este boom. Hasta 2010, Hyderabad fue la capital mundial de las “microfinanzas”, con decenas de millones de clientes en el estado de Andhra Pradesh. El número total de pobres receptores de préstamos ha pasado de 7 millones a 130 millones desde 1997. Sunita y sus vecinos, que en su mayoría viven con menos de 2 dólares al día, fueron abordados por siete empresas distintas que les ofrecían préstamos. Sunita prometió que compraría una máquina de coser -en otras palabras, para iniciar un negocio- y tomó cuatro préstamos.

Pero de hecho, ella utilizó el dinero para ayudar a educar a su hijo y para pagar su propio tratamiento en un hospital. Usó su tercer préstamo para pagar el primero. Su negocio de costura ha fracasado. Ahora se esconde de los cobradores.

Sunita no tiene esperanza de pagar su deuda de US$1.100. Ella y otros millones de personas han dejado de pagar sus préstamos. El gobierno estatal el año pasado promulgó una ley que impide a las agencias de préstamo perseguir a 10 millones de clientes pobres. Se ha convertido en una crisis de pagos, y la crisis se ha propagado.

El mes pasado, el propio Yunus, quien comenzó con el sistema en Bangladesh y se hizo famoso por ello, fue obligado a dimitir de su puesto en el Grameen Bank por presiones políticas. En la India hay un debate feroz acerca de quién ha provocado la crisis. El gobierno dice que hubo un “exceso de préstamos” a los pobres, con muchos de ellos usando el dinero para comprar bienes de consumo, o pagar préstamos viejos, como hizo Sunita.

Las empresas de microfinanzas culpan a los políticos por decirles a los pobres que no pagaran sus préstamos. Pero a medida que los banqueros ahora buscan reinventarse -muchos están ofreciendo nuevos productos como seguros o hipotecas-, admiten que demasiado dinero vino muy rápido, y ha arruinado a algunas personas pobres. “Nadie se metió en el juego esperando que sucedieran cosas desagradables”, explica Vijay Mahajan, el CEO de una gran empresa india de microfinanciación, Basix. “Pero a medida que los incentivos se alinean al crecimiento imprudente, algunas personas cometieron esos errores”.

La industria del microcrédito se enfrenta ahora a una estricta regulación.Pero Mahajan está convencido de que el juego no ha terminado para las microfinanzas. En el vecindario de Sunita, empresas como la suya ya están ofreciendo una nueva ola de productos financieros, como el seguro de salud. De nuevo, la esperanza es que estos productos ayuden a los pobres.”Las microfinanzas no son la bala mágica”, se defendió Mahajan. “Pero este no es un plan para hacer dinero a costa de los pobres”.

Anuncios

Acerca de Ocktopus

Chileno, criado en Venezuela, amante de la buena vida, del buen pasar. Inquieto en los temas que me apasionan, siempre indago, busco e intento conocer nuevas cosas. Emprendedor innato. Siempre intento canalizar mis actividades en aquellas cosas que me atraen, de allí que los espacios en la red se vinculan a el turismo, la gastronomía y mantenerse informado.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: