Oh, Canadá!

Fecha:27/05/11
Autor:Héctor Aguilar Camín
Fuente:Milenio Diario

Uno lee los síntomas y ve venir la enfermedad. Ahora resulta, dice The Economist, que en materia de las drogas más temidas hoy por Washington, las drogas de diseño o metanfetaminas, entre las cuales la mejor es el éxtasis, el origen de mayor comercio ilegal no es el Bajío mexicano, del que era dueño el metanfetamínico Nacho Coronel, sino la insondable, blanca y llana Canadá.

La gran cantidad de inmigrantes asiáticos le da al crimen organizado de Canadá un acceso más fácil a la seudoefedrina china, el insumo por excelencia de las metanfetaminas que hizo las toneladas de dinero en efectivo del epónimo chino mexicano, Zhenli Ye Gon, quien lo importaba en conteiners por el mexicanísimo puerto de Las Truchas.

Bueno, pues el enemigo moderno de las metanfetaminas para el insaciable mercado estadunidense que no reconoce ni acata otras leyes que las de la oferta y la demanda es, señoras y señores, Canadá.

Canadá. Oh, Canadá!

Problema: entre Estados Unidos y Canadá hay una frontera de 8 mil 891 kilómetros, casi tres veces la mexicana.

Alivio: la mayor parte de esa frontera es intransitable o despoblada.

Realidad: Durante el año 2010 (hasta el mes de octubre), las aduanas estadunidenses habían interceptado en la frontera de Canadá 1,460 libras (662 kilos) de anfetaminas y en la frontera con México sólo 24 libras.

La diferencia puede deberse a que los guardias aduanales fronterizos con México estén mejor aceitados que los canadienses, pero lo probable es que en realidad el paso de metanfetaminas por Canadá sea 66 veces mayor que el de México.

Los mecanismos para monitorear pasos en la frontera canadiense se han multiplicado: aumento de 300 a 2,200 puestos de inspección aduanal, sistemas de videos aéreos y radares térmicos para los 35 millones de vehículos que cruzan la frontera cada año.

Los traficantes han multiplicado también sus recursos con motos para la nieve en el invierno y camionetas todo terreno en el verano, más el arma secreta de la autonomía indígena, a saber, la que se conoce como reserva St. Regis Mohawk en Nueva York y Akwesasne Reserve del lado canadiense, corredor por donde pasa hoy hasta el veinte por ciento de la mariguana de altos poderes que entra de Canadá a los Estados Unidos. (The Economist: “Ecstatic traffickers. The drug trade in North America”. May 23rd 2011)

Me pregunto sólo cuándo empezarán los balazos.

Oh, Canadá!

Anuncios

Acerca de Ocktopus

Chileno, criado en Venezuela, amante de la buena vida, del buen pasar. Inquieto en los temas que me apasionan, siempre indago, busco e intento conocer nuevas cosas. Emprendedor innato. Siempre intento canalizar mis actividades en aquellas cosas que me atraen, de allí que los espacios en la red se vinculan a el turismo, la gastronomía y mantenerse informado.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: