La Globalización de los Mercados (Contexto 1998)

Para dar una breve luz sobre lo que se pretende discernir en este medio, debemos plantear claramente el contexto sobre el cual se desarrollo el comentario que manifestamos, en este caso una visión de un breve escrito sobre este tema que desarrolle a finales de la década de los ´90. Obviamente la transcripción es literal por lo que muchos de esos escenarios o supuestos han variado, pero podremos ir corrigiéndolo en la medida que interactuemos. Además es interesante sacar del baúl de los recuerdos temas u opiniones de hace 10 años y constatar como han cambiado las cosas.

” (…) Si dependo de la generosidad del panadero para comer pan, comeré un día, si dependo de su interés propio comeré siempre”  Adam Smith

El sistema capitalista ha mostrado un dinamismo sin paralelo. Marx esperaba que el socialismo, al liberar la bondad y creatividad innatas del hombre de las cadenas de la propiedad, lo superase ampliamente. La experiencia de más de siete décadas de socialismo real mostraron que estaba equivocado. El capitalismo , como el virus HIV, demostró una sorprendente capacidad de mutación que termino en el colapso, desde adentro, de su rival idealista, estático y dogmático. Hay guerras y matanzas continuas entre vecinos, producto de la codicia, la envidia y las necesidades de defenderse. La competencia en el mercado vendría a ser una expresión civilizada de los mismos afanes. Los rasgos de confianza, solidaridad, amistad y cooperación dentro del grupo inmediato son favorables para la evolución y resultan intrínsecos en nuestra naturaleza. El altruismo existe,sin embargo, no es el predominante. Smith estaba consciente del impulso egoísta (self-interest) del hombre, lo califico de intenso,universal y estable. Los mercados son la institución económica más poderosa que se conoce, pero sin el complemento del tejido social pueden tener efectos nefastos para el bienestar humano. No todos estamos preparados, pero es inevitable, la victoria de la economía de mercado nos depara un futuro de capitalismo descarnado fruto de su propia evolución.

La fiebre integracionista comenzó a difundirse en la década de los ´80, América Latina, asumía el reto con el Libre Comercio. Diez años después se definieron las nuevas fronteras del comercio mundial, originándose doce supermercados… T.L.C. (Tratado de Libre Comercio) conformado por: Estados Unidos, México y Canadá; el G3 (Grupo de los tres), conformado por:  México, Colombia y Venezuela; P.A. (Pacto Andino) conformado por: Bolivia, Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela; Mercosur (Mercado Común del Cono Sur), conformado por: Argentina,  Brasil,  Paraguay y Uruguay; Aladi (Asociación Latinoamericana de Integración), conformado por:Argentina, Brasil, Chile, México, Paraguay, Uruguay, Bolivia, Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela; Caricom (Comunidad del Caribe), conformado por Barbados, Guyana, Jamaica,Trinidad y Tobago, Antigua y Barbuda, Belice, Dominicana, Granada, Montserrat, San Cristobal y Nieves, Santa Lucia y Las Granadinas; M.C.A.A. (Mercado Común Centroamericano), conformado por Honduras, Nicaragua, El Salvador,Costa Rica, Guatemala y Panamá; U.E. (Unión Europea); conformado por Austria , Alemania, Bélgica, Dinamarca, España, Finlandia, Francia, Grecia, Holanda, Inglaterra, Irlanda, Italia, Luxemburgo, Portugal y Suecia; A.E.L.C. (Asociación Europea de Libre Comercio); conformado por Austria, Finlandia, Islandia, Noruega, Suecia y Suiza; A.P.S.A. ( Asociación de Países del Sudeste Asiático); conformado por Birmania, Tailandia, Laos, Camboya, Malasia, Singapur, Filipinas, e Indonesia; A.P.E.C. (Asociación Económica Asia-Pacifico), conformado por Birmania, Tailandia, Laos, Camboya, Malasia, Singapur, Filipinas, Indonesia, Corea, Japón, Taiwan, Hong Kong, China, Nueva Zelanda, Nueva Guinea, Australia, Canadá, Estados Unidos, México y Chile; C.O.M.E.C.O.N. (Consejo de Asistencia Económica Mutua), conformado por: Albania, Bulgaria, Eslovaquia, Hungría, Polonia, República Checa, Rumanía, Rusia, Letonia, Lituania y Ucrania.

El surgimiento de los bloques comerciales mencionados condujo a un entorno económico mundial dominado por el libre flujo de información, tecnología , capital y mercancías. Con ello, los desarrollos alcanzados por la informática y las telecomunicaciones impulsaron a la progresiva internacionalización de los sistemas financieros configurando un mercado bancario global e integrado.

El proceso de globalización que vive el mundo en la actualidad conducirá en la primera década del siglo XXI,una vez superada la crisis económica internacional a un Nuevo Orden Mundial Capitalista. La revolución en la informática, en las telecomunicaciones y en los transportes, entre otros desarrollos científicos -técnicos importates de esta era, han integrado en forma acelerada ciertas actividades productivas y de servicios, comerciales y financieros, e inclusive ciertas formas del conocimiento a escala planetaria. Los países , empresas, sectores y actividades que participen activamente en este proceso, forman parte de un grupo selecto de “ganadores” . Los que participan indirectamente o se incorporan con lentitud quedan relegados de este desarrollo. El modelo los arroja sin consideración alguna al grupo no deseado  de “perdedores” a escala global e individual. El nuevo esquema de la aldea global tiende, no a eliminar, sino a ampliar cada vez más la brecha entre los países capitalistas desarrollados y subdesarrollados. La pobreza mundial , sin precedentes coloca al team de los “perdedores” a una perspectiva de marginalización creciente. Aunado al rezago tecnológico, al desempleo, a la inflación y a la deuda externa que continuó haciendo estragos en nuestras economías.

El planteamiento es entonces: ¿ Qué hacer? ¿ Cómo participar? ¿ En qué condiciones? ¿ Con cuál política económica?…la propia dinámica capitalista  induce a ciertos cambios en la estructura y en la superestructura, en ellos se  evidencia que son varios los modelos acaecidos, sin embargo, en todos ellos su presencia permanece: La acumulación del trabajo y del trabajo asalariado.

En el transcurso de los dos siglos y medio de desarrollo capitalista han asumido el poder que los países que generan conocimientos tienen, producen revoluciones cientifico-técnicas, dictan la pauta como potencias de la época. Igualmente se han creado nuevas industrias, energías, nuevas formas de funcionar, de pensar, de educar e inclusive, aunque lentamente, se provocan modificaciones en el sistema jurídico, en la ideología..y por ende en la economía política. Ha desaparecido el peligro comunista, cesa virtualmente la amenaza constante de una tercera guerra mundial y por ende la  conminación al sistema capitalista. No hace falta un estado Omnipotente. El papel del Estado en la economía y en la política se redefine y se liberan recursos gigantescos dedicados al complejo industrial militar. Se inicia el desmantelamiento de las bases militares, se paralizan ciertos proyectos…

En 1961, en Alemanía, se habían cerrado sorpresivamente los accesos entre el Este y el Oeste, se observaban precarias barreras elaboradas con alambres de púas, serián la antesala al Muro de Berlín. Cuatro décadas más tarde en Octubre de 1990 una gran potencia surge como producto de su reunificación, al mismo tiempo diversos fenómenos ocasionarían el desmembramiento de la Unión Soviética, dos iconos del sistema socialista se derrumbaron.

… Se retoman viejos valores y la acción individual se pone por encima del bienestar social. Surgen políticas de estimulo a la competencia, eficiencia y productividad. El Taylorismo y el Fordismo son reemplazados por la Calidad Total, la Reingenieria, el Sistema de Manufactura Flexible y el “Just in Time”. Las Transnacionales compiten entre sí, pero a la vez cooperan. Se impone una política racionalización de los gastos para enfrentar la crisis mundial. Los recursos económicos y financieros se dirigen hacia actividades productivas , comerciales y de servicios, con lo cual se inicio el proceso de Globalización. En términos sencillos, el ambiente es favorable para la economía de libre mercado, neoliberal y global.

En relación con la deuda externa, este es otro de los problemas que agobia al otrora llamado tercer mundo,el FMI, el BM, la banca transnacional y los acreedores vienen actuando conjuntamente en procesos interminables y onerosos para los países del Tercer Mundo a traves de negociaciones y renegociaciones de las respectivas deudas externas. Los programas de ajustes o paquetes de medidas , las recetas económicas o agendas neoliberales, como quiera que se llamen, imponen como una necesidad, un imperativo universal a objeto de paliar la crisis. Así, en América Latina, no obstante, las diferencias que existen entre los países y sus problemas particulares y su integración al modelo económico imperante, no es atribuido al modelo sino al compromiso con el mismo, ¿ Cómo propiciar el desarrollo de una economía de libre mercado donde los participantes nunca han sido, ni se consideran capitalistas? El conjunto de medidas o programa de ajustes se ha venido cumpliendo en las últimas dos décadas en cada uno de los  países deudores con la misión aparente de controlar  la inflación, equilibrar el presupuesto y resolver el caos que la deuda externa genera a nivel mundial, tanto para los deudores como para los acreedores. La misión encubierta: lograr la eficiencia y la competitividad de los pequeños y medianos empresarios, así como de los microempresarios para que tengan el “privilegio” de insertarse en el proceso transnacional /global.

Sin embargo, sólo un grupo de países subdesarrollados, de sectores, de actividades industriales y de servicios entran dentro del paquete global. El resto de los países y de los sectores del Tercer Mundo queda marginado, sin oportunidad, sin esperanzas. Formando parte del grupo de los “perdedores” . El modelo actual profundiza la desigualdad social, que produce los ganadores y los perdedores, que no puede existir el uno sin el otro,produce efectos regresivos en la distribución del ingreso. Para el próximo milenio al igual que en nuestro tiempos observamos como los países desarrollados de acuerdo a sus propósitos, en ciertos aspectos o momentos hacen compatibles o excluyentes los términos proteccionismo versus libre mercado hacia tal fin.

En relación con el proceso de globalización / transnacionalización e integración mundial, los cuales constituyen parte de un mismo proceso, la viabilidad dependería de la coyuntura económica, de las políticas económicas y de los propósitos a corto, mediano y largo plazo que tenga cada uno de los bloques, de los países y de las empresas que lo integren. Así, debido a que la globalización implica apertura económica y comercial, propicia el desarrollo de la economía de mercado y se sustenta en la competitividad mundial y en la  masa transnacional como factor fundamental, la política neoliberal se convierte en el instrumento idóneo para apuntalar las actividades económicas, científicas , técnicas, políticas, sociales e ideológicas – dinámicas- a nivel mundial. La propia naturaleza de la globalización y de la transnacionalización lo exige. Respecto a la integración mundial, esta se viene realizando a través de los grandes bloques económicos  y comerciales, a saber: América, Asia y Europa, liderados por los  Estados Unidos, Japón y Alemania. En este sentido dos elementos destacan, primero, las potencias de los países desarrollados se disputa, desde hace más de una década, la hegemonía económica, comercial, política y militar del capitalismo mundial para  las próximas décadas. Tratan de acrecentar y reforzar el poder como bloque y como potencia. Segundo, el crecimiento y fortalecimiento de los países capitalistas y de sus perspectivas transnacionales responden a estrategias propias, particulares e independientes con el objeto de profundizar y desplazar  al competidor  en la economía de libre mercado mundial. Es la lucha Darwiniana feroz entre los actuales ganadores permaneciendo no solo los que ingresen a la autopista de la información, en el mercado y en la red de telecomunicaciones como ocurre con los europeos, sino los que puedan mantener ritmo de crecimiento.

Las exigencias de la actual sociedad capitalista virtual/global/transnacional piden que el Tercer Mundo redefina los términos de su presencia  en el proceso, recordando sus propias necesidades y recursos, tanto materiales como humanos. Resulta perentorio humanizar el capitalismo salvaje. No se debe olvidar que el derrumbe de las barreras políticas e ideológicas que separaron al Este del Oeste, ha tenido una unánime recepción favorable por parte de la comunidad mundial. Sin embargo, existe el grave riesgo de que su desmoronamiento conlleve a la construcción de una nueva cortina que esta vez separe el Norte del Sur, y así aumentar , entre otras consecuencias negativas, la ya manifiesta marginación del continente africano. Se ha de recordar que para propiciar el dialogo Norte-Sur en 1989 se crea el grupo de los Quince, conformado por:Egipto, India, Senegal, Venezuela, Yugoslavia, Argelia, Nigeria, Zimbawe, Malasia,Indonesia, Argentina, Brasil, México, Jamaica y Perú. Con el fin de profundizar la relación entre todas las naciones, diversos esfuerzos se han realizado con participación del grupo de los cinco y el de los siete, a pesar de ello Estados Unidos, Gran Bretaña, Japón y Alemania o esta dispuestos a participar en estos encuentros.

Para algunos el paradigma neoliberal es mal interpretado cuando se entiende la globalización como un proceso universal y eterno, pretendiendo además la homogenización del mundo, cuando objetivamente, no es más que un momento del proceso histórico, donde se ha intensificado la descentralización y la diversificación, donde la estructura social y las relaciones de poder han sido afectadas por redes informáticas de alcance planetario y los mercados financieros son controlados por flujos no predecibles de capital, y no sólo de capitales especulativos, sino de todo tipo de capitales que generan su propia influencia y que determinan la política  económica. Los bancos centrales no tienen ya el poder de orientar esos flujos,y tampoco el FMI.

La globalización se ha visto gravemente afectada por la crisis mundial actual, la cual algunos especulan se asemeja a la acaecida sesenta y ocho años atrás . Los flujos internacionales de capital, el libre comercio y la inmigración han sido y son herramientas fundamentales  para el desarrollo económico. Sin embargo, estos instrumentos tienen costos  y despiertan  cambiantes actitudes en las élites políticas y económicas. Sin pasar por alto la crisis de México de 1995 y la del sudeste de Asia en 1997, se cuestiona si la libertad irrestricta de los flujos de capital internacional afecta el crecimiento económico. El Nafta firmado hace cinco años, por ejemplo, no se ha expandido y la libertad de inmigración se ha restringido por considerar al inmigrante una carga social; personas a las que el contribuyente tiene que asegurar trabajo, educación y salud. La globalización tiende a resquebrajar en vísperas de las negociaciones para concretar la tan preciada Area de Libre Comercio de las Américas (A.L.C.A.).

Campos como el diseño, la producción, la distribución y la comercialización al aplicar el enorme auge de la tecnología de la información, acorto los plazos entre el diseño y la producción, permitiendo responder con mayor rapidez que el pasado a las nuevas demandas inducidas. La reducción de los costos de comunicación y transporte tan solo han acelerado esa tendencia. La desregulación de los mercados financieros sumada a las nuevas tecnologías ha conducido a la creación de un inmenso mercado mundial de fondos e instrumentos financieros, que reportan volúmenes de transacciones muy superiores a la del comercio de bienes. Así se incide sobre el comportamiento de los tipos de cambio y de interés, y por consiguiente, sobre la competitividad relativa de las economías.

Se han desarrollado redes de sistemas transnacionales como resultado de la ampliación de la esfera de influencia de las empresas transnacionales, la concertación de alianzas estratégicas entre las empresas, incluso las pertenecientes a distintos sectores,y la utilización generalizada de redes de información y comunicación mundiales. La empresa transnacional ha ganado cada vez mayor relevancia como un protagonista fundamental  de la economía mundial, una creciente proporción del comercio ocurre hacia su interior. Ese hecho responde a un fenómeno crucial, el cual es la facilidad de centralizar la planificación  y el control de la empresas, mientras que la producción se descentraliza y subdivide geográficamente para aprovechar ventajas de recursos, costos y localización. Este fenómeno no se limita  a los bienes , sino también alcanza de manera destacada los servicios .No en vano, las ventajas comparativas que un determinado país adquiere podrán variar en función de decisiones tomadas por empresas de alcance global sobre la organización de sus actividades productivas y de distribución.

Todo ello nos conduce a un mundo intensamente competitivo, donde la manera tradicional de ordenar las relaciones económicas internacionales – básicamente mediante reglas aplicables en las fronteras de los países- han tendido a perder relevancia, frente a otros aspectos que antes eran la provincia exclusiva de la política económica interna. Así, la gestión macroeconómica a nivel nacional, las normas y estándares de calidad, o las disposiciones de control ambiental, pueden influir mucho más sobre la estructura, el volumen y las corrientes del comercio internacional que el tipo y monto de restricciones arancelarias o no  arancelarias a las importaciones. Las innovaciones basadas en la microelectrónica y los nuevos materiales están aminorando la ventaja comparativa tradicional de los países en desarrollo en mano de obra y materias primas naturales en varias esferas. Otras tendencias en el dominio de los recurso energéticos y la defensa ambiental también tienen claros rasgos transnacionales.

La globalización de la actividad económica tiende a cierta uniformidad en la formulación y aplicación de políticas, ya que cada país se convierte en un competidor para mercados finitos y escasos recursos. Privilegiar las señales del mercado, fomentar la competitividad internacional, promover la capacidad empresarial y atraer la inversión directa se convirtieron en los elementos comunes de los esfuerzos de cada nación por mejorar su inserción internacional. Las transformaciones en curso en el ámbito económico se complementan con acontecimientos todavía más dramáticos en el dominio político, acompañados  por modificaciones de largo alcance en las relaciones internacionales. El actual ordenamiento dista mucho del orden económico internacional reivindicado por la región (América Latina y el Caribe) hace apenas quince años, sin embargo, al igual que el resto de los países, somos, queramos o  no, participantes en el proceso.

La globalización proceso que sacudió abruptamente la inversión de recursos individuales hacia los modelos económicos que en los últimos cuarenta años fueron concebidos como ideales por los países desarrollados de los bloques originados, se visualiza, parcializada, fraccionada, al imperar en su proceso evolutivo, la subutilización de las ventajas comparativas y competitivas de aquellos polos que no han logrado consolidarse para afrontar un intercambio de bienes y servicios justo y equitativo, basado en las ventajas mencionadas, con aquellos países “ganadores” miembros de polos ya conformados. La polarización fundamental para demarcar y fortalecer el ámbito de poder de los bloques económicos y comerciales, erróneamente ha precedido el boom de la globalización. Concebido como un mecanismo de defensa que permite la coordinación y cooperación de los países miembros del polo mediante el incremento de la disponibilidad de recursos , la homogeneización del mercado legal y jurídico, de los aranceles y de la moneda a transar, por mencionar algunos aspectos que deben conformar su estructura- se acota como la Unión Europea es el ejemplo idóneo- no ha ocurrido a nivel mundial, los esfuerzos individuales serán en vano sino comprendemos que difícilmente formaremos parte del grupo de los “ganadores” al no ser capaces de integrarnos como una Unidad, un Polo de acción ante los intereses prevalecientes de los países “¿ya ganadores?”

MG
El Moderador

Octubre. 1998

Anuncios

Acerca de Ocktopus

Chileno, criado en Venezuela, amante de la buena vida, del buen pasar. Inquieto en los temas que me apasionan, siempre indago, busco e intento conocer nuevas cosas. Emprendedor innato. Siempre intento canalizar mis actividades en aquellas cosas que me atraen, de allí que los espacios en la red se vinculan a el turismo, la gastronomía y mantenerse informado.

  1. Pingback: Tras Oslo, el reto es la diversidad « El Moderador

  2. Pingback: El regreso de los estudiantes a las calles « El Moderador

  3. Pingback: Se busca enemigo para Unión en crisis « El Moderador

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: