Longueira pone sus fichas en Golborne

Fecha: 10/04/2011
Fuente: Reportajes.La Tercera.
Autor:I. Toro y M.Chapochnick

Tras retomar el control del poder al interior del gremialismo, el senador apuesta a jugar un rol clave en la eventual aventura presidencial del biministro.

Hace años que el biministro de Minería y Energía, Laurence Golborne, se topa casi a diario con el senador Pablo Longueira cuando sale o llega a su hogar. Ambos se conocen desde hace al menos un lustro, cuando fueron presentados por un vecino del condominio que ambos habitan en Las Condes. Las conversaciones políticas del último año, sin embargo, siempre han sido en otro escenario: la sede del Congreso, en Valparaíso, o algún local del Centro Cultural La Moneda.

El viernes 11 de marzo pasado, por ejemplo, el lugar elegido fue el restorán Cívico, donde ambos almorzaron y conversaron de todo: desde el terremoto y tsunami que azotaron ese día a Japón -y sus repercusiones en la definición de la matriz energética en Chile-, hasta el difícil escenario que enfrentaba la entonces intendenta Jacqueline van Rysselberghe. También dialogaron sobre la incipiente carrera presidencial al interior del gabinete. El senador le repitió algo que ya había dicho públicamente: que lo consideraba, por carisma y cercanía con la gente, el único capaz de enfrentar a Michelle Bachelet.

Algunos personeros del oficialismo aseguran que la opción presidencial del biministro no sólo le simpatiza al senador, sino que también la vislumbra como una oportunidad para invertir el capital político que aún posee al interior de la UDI. Tras haber visto frustrado en dos ocasiones su ingreso al gabinete de Sebastián Piñera, en el gremialismo sostienen que Longueira ya asumió que no será candidato presidencial el 2013. En esa lógica, las mismas fuentes advierten que al forjar una alianza con el biministro, el senador podría pavimentar su llegada a un rol estratégico en un eventual gobierno de Golborne.

El parlamentario volvió a la primera línea política esta semana, al asumir la jefatura de la bancada de senadores de la UDI justo en momentos en que el gobierno atravesaba un complejo momento a raíz del caso Van Rysselberghe. Una irrupción con la que el ex timonel gremialista retomó el control del partido. Y en la que aprovechó para hacer patente su preocupación por el devenir de Golborne.

El domingo pasado, sólo horas después de que se anunciara la salida de la entonces intendenta del Biobío, Longueira se reunió a solas con Piñera en la residencia presidencial. En la cita, que se prolongó por una hora y 20 minutos, se allanó el camino para que el senador finalmente asumiera el liderazgo de la bancada gremialista y, por ende, concretara su ingreso al comité político que se realiza cada lunes en La Moneda.

En ese contexto, Longueira le planteó cuatro puntos al Mandatario: 1) La necesidad de institucionalizar la Alianza; 2) que los partidos busquen mecanismos para sancionar a los díscolos; 3) que se establezca cuál será el “relato” del gobierno, y 4) que se cuide a “todos” los liderazgos.

Fuentes que conocieron el contenido de lo conversado aseguran que, respecto de este último punto, Longueira reiteró lo que ya había dicho en una entrevista a un vespertino: que había sido un error colocar a Golborne en Energía, una cartera poco vistosa y de alto desgaste a raíz de la falta de consenso sobre las fuentes de energía que el país debe potenciar.

Según las mismas fuentes, Longueira aseguró que la decisión sólo podía tener dos causas: “O quisieron perjudicarlo, lo que me niego a creer, porque asumo que todos actuamos de buena fe, o faltó sentido político en La Moneda. Como sea, el tema es grave”, sentenció en la ocasión.

Esta inquietud ya se la había manifestado al propio Golborne el 16 de enero pasado. Esa tarde, el ministro almorzaba con él y con el secretario general de la UDI, Víctor Pérez, en el café Torres, cuando recibió la llamada de Piñera notificándolo que asumiría como biministro tras la salida de Ricardo Raineri. “¡Pero en qué están pensando!”, fue el comentario del senador.

“Si le pedimos a Golborne que firme por la UDI, nos pasaríamos de idiotas. Si él acepta, sería más idiota que nosotros” es una frase que Longueira suele repetir a sus cercanos desde que el biministro se alzó como el político mejor evaluado en los sondeos posrescate minero.

El cálculo del senador es que el biministro pagaría altos costos en su popularidad si pierde su independencia política. Pero también es consciente de que en el actual escenario -donde las cartas presidenciales del gabinete comienzan a mover sus primeras fichas y la tensión entre RN y la UDI no cede- su partido debe dar señales concretas de respaldo al biministro.

Aunque su análisis encuentra apoyo entre los diputados gremialistas, no es plenamente compartido por otras figuras de la colectividad, como, por ejemplo, el senador Jovino Novoa, quien en privado ha manifestado su predilección por una nueva aventura presidencial de Joaquín Lavín, por su condición de referente natural del gremialismo.

Anuncios

Acerca de Ocktopus

Chileno, criado en Venezuela, amante de la buena vida, del buen pasar. Inquieto en los temas que me apasionan, siempre indago, busco e intento conocer nuevas cosas. Emprendedor innato. Siempre intento canalizar mis actividades en aquellas cosas que me atraen, de allí que los espacios en la red se vinculan a el turismo, la gastronomía y mantenerse informado.

Un Comentario

  1. Pingback: Política: Longueira, el nuevo Escalona « El Moderador

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: