Politica: Contra la corriente

Fecha: 31/03/11
Fuente: Qué Pasa
Autor:Luis Larraín A. | Director Ejecutivo de LyD

Václav Klaus, el Presidente de la República Checa, que nos visita en los próximos días, es un político especial. Economista, no le teme a ser políticamente incorrecto. De qué otra manera podríamos sino calificar la siguiente frase, pronunciada en la Sociedad Mont Pelerin de la cual es miembro: “El alarmismo climático es un vehículo para masivas intervenciones gubernamentales y una supresión de la libertad humana sin precedentes”.

Para Václav Klaus, entonces, el calentamiento global es “alarmismo” que sirve de pretexto para que los gobiernos interfieran en las decisiones de las personas, suprimiendo sus libertades. Las palabras de Klaus rememoran la visión en Chile de la astrónoma María Teresa Ruiz, quien ha afirmado que el efecto de la acción humana sobre los cambios en las condiciones climáticas de la Tierra es menor respecto a las contribuciones naturales.

Klaus es un personaje que navega contra la corriente. De ahí, que otra de sus cruzadas haya sido su posición respecto a Europa. Incrédulo de los gobiernos, lo es aún más de los supragobiernos. Afirma que en ese continente se ha generado un reemplazo de la democracia por la post democracia, donde la creciente injerencia de la Unión Europea ha llevado a un “paragobierno” conectado con grupos organizados de intereses. Dice que la eliminación de algunas fronteras sin la correspondiente liberalización de las actividades humanas sólo desplaza el gobierno “hacia arriba” y lo hace llegar hasta un nivel donde ya no hay rendición de cuentas a los ciudadanos y las decisiones son tomadas por políticos designados por otros políticos y no escogidos por los ciudadanos en elecciones libres.

Así piensa el actual Presidente checo, quien participa en política desde la llamada “revolución de terciopelo”, cuando en el año 1989, junto al escritor e intelectual Václav Havel, defenestraron el comunismo de su país. La República Checa construyó a partir de allí una sociedad democrática con una economía de mercado. Fue un cambio “profundo y sistemático”, en que se liberalizó el sistema político y económico -incluyendo procesos de desregularización y privatización- abriendo también las fronteras al resto del mundo. Así, hoy, más de veinte años después, han logrado transformarse en un “país normal”, que enfrenta problemas similares a sus vecinos en Europa.

Los checos eligieron Presidente y respaldaron a este hombre que predica sin ambages su creencia en los mercados libres y en un gobierno limitado. Interesante ejemplo para estas latitudes, donde de tiempo en tiempo caemos en trampas populistas.

Anuncios

Acerca de Ocktopus

Chileno, criado en Venezuela, amante de la buena vida, del buen pasar. Inquieto en los temas que me apasionan, siempre indago, busco e intento conocer nuevas cosas. Emprendedor innato. Siempre intento canalizar mis actividades en aquellas cosas que me atraen, de allí que los espacios en la red se vinculan a el turismo, la gastronomía y mantenerse informado.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: