Protestas se extienden en Siria y podrían abrir un nuevo escenario en Medio Oriente

Fecha: 26/03/2011
Fuente: La Tercera
Autor:Pablo Schwarze

Damasco es actor político en Líbano, enemigo jurado de Israel y estrecho aliado de Irán.

Quizás sea equiparable al efecto multiplicador que generaron en el mundo árabe las protestas en Egipto y la salida de Hosni Mubarak. Lo que estaría en juego en la revueltas en Siria parece ser mucho más que la eventualidad de unas reformas o un cambio de gobierno en Damasco. Ello, porque un giro en el régimen sirio podría tener consecuencias más allá de sus fronteras y efectos desconocidos que podrían abrir un nuevo escenario en Medio Oriente, no necesariamente menos belicoso que en el pasado.

Así, las protestas y la represión desatadas en la ciudad siria de Deraa, que ayer cobró 20 muertos más y que comenzó a extenderse a otras ciudades, fueron observadas con preocupación desde el exterior, ignorándose hasta ahora si la revuelta siria seguirá los pasos de Túnez (con un gobierno civil interino), de Egipto (con los militares a cargo del poder), de Libia (con una guerra civil), de Yemen (con la promesas de renuncia del Presidente) o de Bahrein (con una fuerte represión de los opositores, auspiciada por sus vecinos sauditas).

Ello, porque Siria es resorte de una serie de elementos en la región, como su desmedida presencia en Líbano, donde juega como un actor de peso en la escena política de Beirut, en la que se incluye su estrecha alianza con el grupo Hizbulá. Además, usa a Líbano en su enfrentamiento con su mayor enemigo externo: Israel. El Estado hebreo le arrebató a Damasco los Altos del Golán, en 1967, territorio que el gobierno israelí anexó en 1981. Ambos países están técnicamente en guerra desde 1948. Asimismo, Siria mantiene como estrecho aliado a otro enemigo de Israel: Irán. Tanto Damasco como Teherán se necesitan para sobrevivir en un mundo y una zona donde la superpotencia (Estados Unidos) les ha cerrado cada vez más puertas.

De esta forma, un cambio en Damasco podría generar un efecto dominó insospechado, tanto si el gobierno fuese controlado por miembros de la mayoría sunita (80%), como si lo hiciera algún grupo pro-Occidental o si se hicieran con el poder sectores belicistas. Ante los riesgos que se corren, no deben ser pocos los que prefieren el statu quo que parece garantizar el Presidente Bashar Assad, perteneciente a la minoría alawi chiita, un régimen enemigo para Washington, y que pese a todo ha evitado involucrarse en los últimos años en alguna escalada bélica.

El jueves, el jefe del Pentágono, Robert Gates, y el ministro israelí de Defensa, Ehud Barak, hacían un llamado a Assad para que siga los pasos de Mubarak y ceda el poder pacíficamente. Sin embargo, Barak expresó cierta cautela al declarar que “es difícil saber lo que está ocurriendo en Siria. Si tuviera que aconsejarles les diría que siguieran el ejemplo del gobierno egipcio y no el de Libia”.

Las protestas exigiendo reformas democráticas en Deraa, escenario de las protestas de la última semana, se extendieron ayer a otras ciudades como la capital, Damasco, Sanamein o la simbólica Hama, donde en 1982 tuvo lugar una masacre de miles de civiles a manos de las fuerzas de seguridad sirias, entonces bajo el mando del padre del actual Presidente, Hafez Assad. Ayer, al justificar que sus fuerzas de seguridad abrieran fuego contra los manifestantes en varias de esas localidades, el gobierno aseguró que esos opositores iban armados. En tanto, el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carner, condenó “enérgicamente” los intentos de Damasco de “reprimir e intimidar a los manifestantes”. Además, el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki Moon, pidió la “máxima contención” a las autoridades sirias”.

Datos clave

En el poder desde 2000

Bashar Assad llegó a la Presidencia de Siria en 2000, tras la muerte de su padre, Hafez, quien estuvo casi 30 años en el cargo. Todo ello al frente del Partido Baas, que no admite oposición significativa.

Estado policial desde 1963

Siria es considerado un Estado policial. Debido a la vigencia del estado de excepción desde 1963, muchos derechos constitucionales y civiles están suspendidos.

Minoría alawi gobernante

La élite dirigente siria procede de la minoría alawi, una comunidad religiosa del Islam chiita que en el pasado fue perseguida. Cerca del 80% de los casi 20 millones de sirios son, en cambio, sunitas.

Anuncios

Acerca de Ocktopus

Chileno, criado en Venezuela, amante de la buena vida, del buen pasar. Inquieto en los temas que me apasionan, siempre indago, busco e intento conocer nuevas cosas. Emprendedor innato. Siempre intento canalizar mis actividades en aquellas cosas que me atraen, de allí que los espacios en la red se vinculan a el turismo, la gastronomía y mantenerse informado.

Un Comentario

  1. Pingback: Presidente de Siria: “Fuimos víctimas de un gran complot no sólo externo sino también interno” « El Moderador

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: