El Rostro de la intolerancia.

Las actitudes locales denotan cierta estupidez humana y sorprenden cuando uno constata que todavía ocurren. A veces en broma, a veces no, es normal ver como desde la infancia la sociedad chilena actual muestra altos niveles de agresividad e intolerancia hacia la divergencia, hacia la diversidad. De allí que el bullying local haya mostrado altos niveles de arraigo a lo largo de la Nación, el cual, incluso se ha puesto de moda gracías a las plataformas comunicacionales y sorprende ver como es avalado Institucionalmente por el grupo social al cual pertenece el individuo, su pilar social “la Familia” y otras organizaciones sociales que estan vinculadas al quehacer social en terminos de formación y asentamiento valorico, tales como Colegios, Universidades, algunos sitios de trabajo quienes en su estructura aseguran no tener las herramientas o los mecanismos para regular estos comportamientos.

Es cierto, que uno recuerda diversos actos de violencia, acaecidos en Estados Unidos que tuvieron repercusión mediatica más allá de sus fronteras años atrás y asumo que algunos todavía ocurren como la maestra que aparecio golpeando a su alumno encaprichada por mostrar cierta autoridad, me imagino que núnca penso que sería filmada por un celular.

En esta parte del planeta, lo más grave, como expone Fernando Villegas en su artículo, es que la discriminación opera entre las sombras. Como los tiempos han cambiado, ya casi nadie se atreve a gritar en voz alta “¡ China de mierda!, pero a menudo el grito está ahí, agazapado, sólo que nadie lo oye. La reflexión del comentarista es que esta existe desde siempre, en sordina, despectiva, ninguneadora. La atemperan sólo el miedo y la cobardía. Ni siquiera tiene el valor de mostrar la cara; opera entre las sombras, en rumores, en bromas dichas a media voz contra tales o cuales, risitas escondidas o “puñaladas por la espalda”. Lo más triste es el actuar de los discriminadores, enfundados por la ignorancia se acriminan contra una niña de nueve años hija de un comerciante libanés que aserrimo a sus creencias y cumpliendo con sus tradiciones motivo a su hija a emplear el velo, llegada la edad, impresión visual que no fue bien recibida por el colegio donde se educa.

Los padres fueron recibidos por las autoridades del colegio, abogados y algunos apoderados comunicándoles que “el velo no armonizaba con el uniforme del colegio”. Esperando algún cambio de actitud los días transcurrieron y el Colegio no cedio, por lo que la Familia reurrio al Ministerio de Educación quien medio para que la alumna permaneciera en el Colegio en esas condiciones. Sin embargo, me pregunto si son las autoridades del recinto quienes manifestaron su intolerancia y son ellos los que establecen las normas de convivencia e imparten conocimientos para una sociedad más culta y educada, qué futuro le depara a la hija de Houssein Alfayed en ese entorno?.

MG
Noviembre 2010

Fuente: Fernando Villegas. La Tercera

Fuente: Qué pasa
Fecha: 30/12
Autor: Patricio Jara, periodista y escritor.

Chile Afro

La polémica que afectó al FOSIS de Arica, con acusaciones de xenofobia mediante, dejó en el aire una pregunta más de fondo: ¿ Dónde están y qué hacen los afrodescendientes que viven en nuestro país (Chile)?. Nadie sabe con precisión la respuesta.

Han estado desde siempre; en las ilustraciones que cuentan la llegada de Diego de Almagro; en las pinturas que inmortalizan escenas cotidianas de la Colonia, en los óleos de las batallas por la Independencia y ahora, como pocas veces, individualizados en los titulares de prensa a propósito de un escándalo: José Corvacho, chileno descendiente de africanos, exfuncionario del Fosis de Arica, quien denuncio que su jefe, al momento de argumentar su despido, le dijo:”es que yo no trabajo con negros”.

A Corvacho lo iban a echar de todos modos debido a “la reestructuración del servicio”. Lo que estuvo de más – lo gratuito,lo vergonzoso es la arrogancia de la frase que siguió y con ello, la constatación de una grieta: la omisión de la cepa africana de nuestra historia, para el chileno medio, los afrolatinos son los amigos de Tarzán y poco más. No por nada una encuesta de Latinobarómetro reveló hace poco que el 67% de los que vivimos en el pais nos consideramos “blancos”, con cero posibilidad de mestizaje en los genes.

Recuerdo a Henry Churchill,el boxeador nigeriano que vistió de huaso para un comercial de vinos. Fue tal el alboroto y el escarnio, que muy pocos se atreverían hoy a decir blasfemias del tipo que, tal como la cueca, nuestro anticucho, nuestra chancaca y la tan chilena “cimarra” son productos y términos de origen africano.

Nadie sabe con precisión cuántos son los afrodescendientes que hay en Chile. La respuesta podría conocerse tras el censo de 2012. Así al menos lo ha propuesto la Alianza Afrochilena, un conglomerado de organizaciones sociales con sede en Arica.

Este grupo además. ha colaborado estrechamente en un proyecto de ley que aboga para que el Estado los reconozca como etnia originaria.

Los afrodescendientes son gente silenciosa y trabajadora como cualquier chileno silencioso y trabajador. Hace unos años, mientras investigaba en Arica para una novela, tuve la oportunidad de conocer a dirigentes de la Organización Oro Negro en la Universidad de Tarapacá y de su preocupación por mantener las tradiciones entre los más jóvenes de su raza. Entonces en la ciudad se hablaba de la “Ruta del esclavo”, un viaje al interior del Valle de Azapa promovido por el colectivo Lumbanga y que no sólo ofrece turismo, sino también el testimonio de la vida que sus antepasados llevaron en las plantaciones de caña y algodón que hubo en la zona dede mediados del siglo XVI.

Y hoy la historia se repite, aunque sin cadenas de por medio; no hay que caminar mucho por las principales ciudades del norte para advertir la gran cantidad de inmigrantes de raza negra que se han instalado en los últimos años; colombianos,panameños y ecuatorianos cruzan la frontera en busca de oportunidades y; por más que moleste a algunos. La mayoría de las veces se trata de extranjeros con sus papeles en regla, dispuestos a trabajar donde haga falta. Son familias jóvenes cuyos hijos nacerán, se educarán y trabajarán en este país como ciudadanos con deberes y derechos. De su suerte y de su legado podrán hablar los historiadores del futuro.

Anuncios

Acerca de Ocktopus

Chileno, criado en Venezuela, amante de la buena vida, del buen pasar. Inquieto en los temas que me apasionan, siempre indago, busco e intento conocer nuevas cosas. Emprendedor innato. Siempre intento canalizar mis actividades en aquellas cosas que me atraen, de allí que los espacios en la red se vinculan a el turismo, la gastronomía y mantenerse informado.

Un Comentario

  1. Pingback: Chile ocupa el segundo lugar entre los países con mayor segregación en sus escuelas. « El Moderador

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: