Jean-Claude Trichet, un balance controvertido

El presidente del Banco Central Europeo deja una institución que se está convirtiendo en esencial para asegurar el futuro de la moneda única. Pero tras ocho años de mandato, la prensa europea realiza un balance ambigüo sobre su actuación.

Fecha: 31/10/11

“A Jean-Claude Trichet, ¿se le recordará como el hombre que salvó al euro o como el banquero central que fue demasiado lejos?”. En el momento en que el francés deja la presidencia del Banco Central Europeo que ocupaba desde 2003, la pregunta planteada por Le Temps divide a la prensa europea.

Así, en el Times, Anatole Kaletsky considera que Trichet “se va con las manos manchadas con la sangre del euro”. Para el editorialista, el francés será respetado por haber conseguido mantener una inflación débil y una moneda fuerte. Pero esto es un pálido reflejo comparado con su legado de tensiones nacionalistas, de caos bancario, de luchas en el seno del BCE y de los debates públicos en los Parlamentos europeos sobre una escisión del euro y sobre la quita de deudas soberanas.(…) Desgraciadamente para Europa y Trichet, su deseo de ser recordado como un banquero ultraconservador y sus esfuerzos para transformar un BCE dirigido por un francés en una institución más alemana que el viejo Bundesbank están directamente relacionados con el cuasi-desmoronamiento de la moneda única acaecido estos dos últimos años.

Desde otro punto de vista, Le Monde replica desde París que como “el euro está fuerte, Jean-Claude Trichet puede retirarse” e “irse con una sonrisa”. Tal y como recuerda el diario, los responsables políticos le “han despreciado [porque] les hostigaba con sus gráficos sobre la competitividad, explicando que estaban abocados al fracaso. (…) Con la crisis financiera, acabaron por cambiar de opinión. ‘Tras diez años, nos explica que con todos sus desequilibrios Europa se encaminaba hacia su propio fin. El problema es que salvo en 2010 no le escucharon’, confiesa una persona próxima al Gobierno francés”.

De hecho, señala Le Temps, “la fisura ha llegado con la crisis de la deuda griega y el drama político comunitario que ha originado”. Bien es cierto que, a principios de la crisis financiera, en agosto de 2007, “la decisión de la institución emisora de inyectar 95.000 millones de euros en el sistema financiero europeo salvó a los bancos y a la economía del continente. Al francés se le aplaude por haber sabido hacer frente al peligro que después le ha atormentado, el de la crisis económica más grave desde el final de la Segunda Guerra Mundial”.

La debacle griega de comienzos de 2010, por el contrario, le pilló desarmado… porque le dio la razón privándole de todos los medios para atajarla. (…) Ni Berlín ni París estaban preparados para cederle los mandos para dar una respuesta a la crisis. “Ha descubierto de golpe que tenía que salvar el euro a pesar de los líderes europeos. Era demasiado”, declara amparado bajo el anonimato un asesor del presidente de la Comisión, José Manuel Barroso. “Mientras la crisis era americana, todo fue bien”, juzga de manera severa, Charles Wyplosz. “Pero desde que la crisis se convirtió en europea, el BCE ha perdido el control, no ha hecho frente a sus responsabilidades y ha comparecido sin tener un verdadero patrón”.

En MadridCinco Días considera que “Trichet parece sinceramente más preocupado por la supervivencia de una moneda que cuida como obra propia que por la valoración académica sobre su política monetaria”. Pero el diario económico subraya que “los analistas coinciden en que el mayor fiasco cometido por el BCE desde la llegada de Trichet fue en julio de 2008, cuando subió un cuartillo los tipos de interés (desde el 4%) en vísperas de la mayor recesión de los últimos 60 años”.

[El jefe del BCE] nunca se ha desmarcado de una decisión que en su día provocó las iras de casi toda la zona euro (…) La obsesión de Trichet por demostrar la independencia de su institución quizá fuera, entonces y después, su peor consejera. (…) Pero a partir de 2008, cuando la crisis cruzó el Atlántico y arrasó buena parte del sector financiero europeo, Trichet se vio obligado a replegarse en una actitud cada vez más defensiva. (…) Solo su pragmatismo y su visión política le ha permitido capear la tensión y convertirse en la única figura comunitaria que Sarkozy y la canciller, Angela Merkel, parecen tomar en cuenta.

“Cuando a alguien se le critica tan duramente desde los dos bandos con argumentos opuestos, existe un alta probabilidad de que haya actuado de manera justa. Y es lo que está pasando con Jean-Claude Trichet”, zanja el Handlesblatt en Alemania. En el momento de realizar un balance y con la llegada de su sucesor italiano Mario Draghi, el diario económico constata que Tal y como Trichet se lo deja a Draghi, el BCE no es más que un clon del Bundesbank, es decir, una institución que únicamente se fija en el valor del dinero. Como otros bancos centrales, tiene como misión prioritaria impedir el desmoronamiento del sistema financiero, incluso si eso no está recogido en los estatutos.El BCE de hoy tampoco es ya un banco central al estilo anglosajón que, a pesar de una independencia formal, forma parte integrante de la política. Sigue el camino del medio – ahí reside su independencia de las críticas de los dos bandos. Sigue el credo: impedir el desmoronamiento, pero sin tapar con una falsa generosidad los problemas que deben ser resueltos en el ámbito de la economía real. Este camino es difícil. Pero Draghi debería seguirlo (info).

About these ads

Acerca de Ocktopus

Chileno, criado en Venezuela, amante de la buena vida, del buen pasar. Inquieto en los temas que me apasionan, siempre indago, busco e intento conocer nuevas cosas. Emprendedor innato. Siempre intento canalizar mis actividades en aquellas cosas que me atraen, de allí que los espacios en la red se vinculan a el turismo, la gastronomía y mantenerse informado.

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 31 seguidores

%d personas les gusta esto: