Francia: Gobierno lamenta victoria de la izquierda en senado.

Fecha: 26/09/11

El Presidente Nicolas Sarkozy recibió a la cúpula de su partido para analizar la derrota oficialista parlamentaria a 8 meses de las elecciones presidenciales. Titular de Agricultura dijo que es una “seria advertencia”.

El Presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, se reunió este lunes en el Palacio del Elíseo con la cúpula de su partido, mientras los partidos de izquierda celebraron la histórica victoria electoral registrada ayer en el Senado, siete meses antes de las elecciones presidenciales.

Sarkozy recibió en la sede de la Presidencia al Primer Ministro, Francois Fillon, y al secretario general de su partido, la gobernante UMP, Jean-François Copé.

Poco antes, el ministro de Agricultura, Bruno Le Maire, declaraba que la derrota es “una seria advertencia” para la Unión por un Movimiento Popular (UMP). “La verdad política es que esta elección es una seria advertencia para nuestra mayoría, es la primera vez que el Senado pasa a la izquierda desde 1958″.

Desde el Partido Socialista (PS), el aspirante a candidato a las presidenciales de esa formación François Hollande, calificó el resultado de los comicios de “trauma para la derecha” y habló de una “descomposición” del sistema político de Sarkozy.

La que fuera rival de Sarkozy en 2007, y que aspira a volver a ser la candidata del PS al Elíseo, Ségolène Royal, consideró las elecciones al Senado, por sufragio indirecto de un cuerpo de 71.890 cargos electos, como “una sanción de extrema severidad de la política a la derecha”.

Por su parte, el líder del Frente de Izquierda, Jean-Luc Mélenchon (info), señaló que las Presidenciales “comienzan con buenos augurios” para su tendencia política y destacó que los progresistas podrán “bloquear (en el Senado) la política de Nicolas Sarkozy hasta las presidenciales”.

Sarzoky convoca a Fillon y al líder de la UMP tras la derrota en las elecciones al Senado

Fecha: 26/09/11

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, ha convocado a primera hora de esta mañana en el Elíseo al primer ministro, François Fillon, y al secretario general de la UMP, Jean-François Copé, para analizar la dura derrota sufrida ayer por la derecha en el Senado, que por primera vez estará controlado por la izquierda.

Aunque la derrota no tendrá a priori grandes efectos sobre el actual Gobierno y su gestión, el revés electoral supone, como ha reconocido hoy el ministro de Agricultura, Bruno Le Maire, una “advertencia seria” de cara a las elecciones presidenciales de dentro de siete meses.

El encuentro también debe servir a Sarkozy para discutir con Copé y Fillon qué sucederá ahora con los dos ministros que han conseguido un escaño en el Senado, el titular de Defensa, Gérard Longuet, y la ministra de Deportes, Chantal Jouanno, quienes deberían abandonar sus cargos para poder participar en la elección del presidente del Senado el próximo sábado. En el caso de Jouanno, ésta se ha mostrado dispuesta a dejar el Ministerio, mientras que Longuet ha asegurado en declaraciones a la RTL que seguirá siendo ministro.

Entretanto, los miembros de la UMP tratan de entender el motivo de su derrota, y han sido varios los que han apuntado a las divisiones de la derecha como principal causa de que por primera vez desde la instauración de la Quinta República la Cámara Alta se haya inclinado a la izquierda.

Según la emisora Europe 1, Fillon tiene un responsable del mal resultado: Copé. El primer ministro ha señalado en privado que la multiplicación de las listas “rebeldes” ha llevado a la derrota a la UMP y ha responsabilizado al secretario general del partido de no haber sido lo bastante firme con los disidentes cuando estos no han querido entrar en razón y han mantenido sus listas paralelas.

División de la derecha

   La ministra de Ecología, Nathalie Kosciusko-Morizet, parece coincidir con la tesis de Fillon. En declaraciones a France Inter, ha denunciado la “indisciplina” de la derecha, cuyas divisiones han contribuido a la derrota. “Creo que no somos lo suficientemente disciplinados en la derecha, puede parecer raro, porque se tiene la idea, a lo largo de la historia, de que la derecha es el partido del orden”, ha comentado. “Es un gran error, somos muy indisciplinados”, ha insistido.

Para Longuet, sin embargo, “es una derrota que viene de lejos”. “En el este hemos ganado escaños, en el oeste perdemos mucho. No sabemos hacernos entender por el electorado moderado del oeste francés”, ha afirmado el ministro de Defensa en RTL, incidiendo en que “ya no hay bastiones”.

La titular de Deportes también ha señalado con el dedo las “divisiones” en el seno de la derecha pero ha tratado de restar importancia a los efectos que el resultado de ayer pueda tener en las presidenciales del próximo año. En este sentido, ha resaltado que quienes eligen a los senadores son los grandes electores, no los ciudadanos, y “son personas que pueden expresar otras aspiraciones”. “Esto no tiene ningún vínculo con las futuras presidenciales”, ha defendido Jouanno.

Ya anoche Copé había tratado de restar importancia al resultado y había advertido a los socialistas, en particular a su ex secretario general y máximo favorito para ocupar el Elíseo, François Hollande, que la verdadera cita con las urnas será el próximo año y entonces serán los ciudadanos los que hablen.

El secretario general de la UMP había admitido que la derrota era “una decepción pero no una sorpresa” puesto que el partido ha venido sufriendo “derrotas locales sucesivas” desde 2004 y había incidido en que “las verdaderas citas son el próximo año” cuando Francia celebrará presidenciales y legislativas.

El Senado bascula hacia la izquierda

Para el diario francés Libération, el triunfo de la izquierda en el Senado con motivo de las elecciones del 25 de septiembre ha sido una auténtica “ocupación del Palacio”. “Con al menos 175 escaños (de 343 senadores), la izquierda ha conseguido que, por primera vez en la Quinta República, se tambalee la Cámara alta del Parlamento”. Efectivamente, desde 1958, el Senado siempre ha estado dominado por la derecha, gracias al tipo de escrutinio – el sufragio universal indirecto- que otorga más poder a los pequeños municipios rurales, tradicionalmente conservadores.

Sin embargo, la izquierda había ganado las últimas elecciones locales con un resultado tan bueno que hacía “inevitable” un buen resultado, señala Libération. Elegidos para seis años y renovados a la mitad cada tres años, los senadores votan sobre el presupuesto del Estado así como los proyectos de ley del Gobierno. El 1 de octubre, tendrán que elegir su presidente. A partir de entonces, en el segundo cargo en el rango protocolario del Estado podría aparecer un adversario para Nicolas Sarkozy. “Las consecuencias políticas directas [de la victoria de la izquierda] sin duda no serán las de un ciclón político”, reconoce Libération al respecto. “Pero para la derecha, esto ya es una sanción electoral y simbólica”, a siete meses de la elección presidencial.

About these ads

Acerca de Ocktopus

Chileno, criado en Venezuela, amante de la buena vida, del buen pasar. Inquieto en los temas que me apasionan, siempre indago, busco e intento conocer nuevas cosas. Emprendedor innato. Siempre intento canalizar mis actividades en aquellas cosas que me atraen, de allí que los espacios en la red se vinculan a el turismo, la gastronomía y mantenerse informado.

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 31 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: